Cuento del tío con los pobres: roban garrafas a un comedor

Una organización barrial denunció que una persona se hizo pasar por empleado de Desarrollo Social para llevarse dos envases de gas de un comedor de la localidad de El Peligro. Afirman que se había registrado la misma situación días previos con abuelos de la zona que viven solos y utilizan la garrafa social

El viernes pasado a las 8:30 de la mañana el comedor ubicado en calle 207 y kilómetro 42 (Ruta 2) de la localidad El Peligro, estaba funcionando normalmente preparando todo para darle de comer a las alrededor de 60 familias que diariamente pasan a retirar un plato de comida.

Se trata de uno de los dos lugares de este tipo que la organización social Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) tiene en la zona. “Más o menos a esa hora se presentó una persona en el comedor diciendo que era de Desarrollo Social, estaba con una carpeta y dijo que se llamaba Martín”, relató a Pulso Noticias Karina Sebastián, una de las referentes del movimiento.

Quien recibió a este hombre fue Alejandra Carmona, otra de las integrantes de la organización, que lleva adelante las actividades en el merendero. El impostor que se hizo pasar por empleado del Ministerio tenía información previa sobre el FOL, al menos el nombre de la mencionada referente, lo cual le fue clave para poder hacer el famoso cuento del tío. “Dijo que venía a ver el comedor y me nombró a mí, dijo que había hablado conmigo. La compañera al ver que me nombró lo hizo pasar para que vea el lugar donde estaban cocinando”, explicó Sebastián, y agregó: “Le dijo que estaban entregando garrafas, chapas, tirantes, cocinas, y cosas de ese tipo”.

“A la compañera le pareció raro, porque no nos manejamos así. Todo lo que conseguimos lo hacemos a través de la organización, y es una cadena, primero me llaman a mí un día antes, y después van al comedor, pero siempre estamos avisados”, remarcó.

Ante la duda, Carmona le pidió a esta persona que esperara un momento, y fue a buscar el teléfono para comunicarse con Sebastián y verificar si era verdad que iban a ir empleados de Desarrollo Social. “Mientras ella estaba hablando, el tipo se dio cuenta, agarró las dos garrafas que estaban a un costado, las cargó en el auto y salió a toda velocidad, se las llevó”, señaló indignada la referente del FOL y aclaró: “En ningún momento me llamaron a mí que iban a ir del Ministerio, no conocemos a esta persona”.

Un vecino que vive frente al comedor logró filmar el momento en que el auto azul escapaba por la calle de tierra. Sebastián contó además que están evaluando hacer la denuncia en la comisaría de la zona, ya que según estuvieron averiguando no es el primer caso que sucede en el barrio.

Ese es el auto en el que afirman que se llevó las garrafas

“Estuvimos preguntando a los vecinos, y nos contaban que hace algunos días estuvieron en casas de dos o tres abuelos que viven solos y utilizan la garrafa social. Se acercan, le dicen que son del Ministerio y que tienen el camión a tres cuadras. Entonces les ofrecen alcanzarles la garrafa al domicilio, le piden el dinero y después desaparecen”, afirmó.

Todavía masticando la bronca, en el comedor ahora se encuentran cocinando a leña, a la espera de poder volver a contar nuevamente con dos garrafas para poder realizar de manera más sencilla la imprescindible labor que realizan a diario.

Comentarios