La prioridades del Gobierno de la Provincia

María Eugenia Vidal desembolsa una enorme cantidad de dinero para arreglar la iglesia San Ponciano de nuestra ciudad, mientras las escuelas se caen a pedazos. La gestión de Daniel Scioli también invirtió en la misma basílica en la previa de las elecciones de 2015

Por Lucas Mazzuca

Las escuelas de la ciudad de La Plata y la Provincia de Buenos Aires en general siguen estando en condiciones penosas por la decidida estatal. Los frazadazos de las últimas semanas por las bajas temperaturas y la falta de calefacción dejaron en evidencia la falta de inversión por parte del Estado, de lo cual es responsable el actual gobierno y el anterior.

Ver: Crece la bronca en las escuelas ante la falta de calefacción

Esto queda en evidencia debido a que el gobierno de Vidal que ya había destinado 55 millones para trabajos en la Catedral, ahora brinda 18 millones de pesos para arreglar la vereda y enrrejar la iglesia San Ponciano, sede del último tedeum por el 25 de mayo en la ciudad de La Plata. Lo mismo sucedía cuando Daniel Scioli era gobernador, incluso se hizo una millonaria inversión en la misma iglesia.

¿Será cierto que se hacen esas erogaciones de dinero o hay quienes se lo quedan?

En el medio, continúan las denuncias por abusos contra los curas y son miles los casos a nivel mundial. Ayer, en La Plata, Julián Bártoli denunció públicamente al Cura Lorenzo, quien además es trabajador del Servicio Penitenciario.

¿Por qué se siguen invirtiendo millones de pesos en la iglesia siendo que sólo una parte de la sociedad es católica? ¿Por qué no se gasta ese dinero en las escuelas que es el beneficio para todos, o en los hospitales? La respuesta pareciera estar en el poder que aún tiene la iglesia y que ningún gobierno se atreve ni quiere enfrentar. En el medio, distintos arzobispos salieron a hacer campaña electoral pidiendo que no se voten candidatos pro aborto. También se habían opuesto hace nueve años a la ley del matrimonio igualitario por mencionar algunos de los derechos que no quieren para una sociedad que aún pretenden maniatar y maltratar.

Es sabida la buena relación que mantiene Vidal con el arzobispo platense Tucho Fernández. Así lo ha dejado entrever en sus apariciones públicas donde fue mediador en el conflicto con los trabajadores de Astilleros Río Santiago del año pasado o en el tedeum por el 25 de mayo donde llamó a una gran conciliación en nombre de la paz social, sin mayores críticas al gobierno.

Todos los gobiernos constitucionales desde Alfonsín hasta Macri mantuvieron las leyes de la dictadura que financian a la Iglesia sumando nuevos beneficios como las exenciones impositivas, el financiamiento nacional y local para remodelar sus instituciones.

La desinversión en la educación pública es sostenida desde años, con un presupuesto cada vez más estrangulado. Techos rotos, fallas en los sistemas de gas y electricidad, falta de estufas, mobiliario insuficiente, sectores que se inundan permanentemente y las inevitables suspensiones de clases son moda corriente en la provincia de Buenos Aires desde hace tiempo.

Ni hablar de los sueldos pobrísimos que perciben las y los trabajadores que sostienen diariamente la educación pública.

Pibes y pibas con frío en las escuelas, muertos por frío y hambre en las calles, fábricas que cierran dejando familias en la calle, esta es la verdad que el gobierno intenta tapar y cubrir.

Comentarios

- Advertisement -