“El espectáculo en vivo, el vínculo con la gente, es inconmensurable”

Ligia Piro es pionera en nuestro país como cantante de jazz. Presentará este sábado por primera vez en La Plata su último disco pero antes charló con Pulso Noticias sobre la cultura, la sociedad y cómo las propias canciones que elige forman su modo de pensar y de sentir

Por Ramiro Laterza

A finales de la década del 60´ Susana Rinaldi ya disfrutaba del éxito como actriz profesional en radio, cine, televisión y teatro, pero sobretodo como cantante de tango. Una de sus características fue la de nunca callarse y defender los derechos humanos, por eso su auge fue cortado en seco por la Dictadura militar. A pesar de tener a su pequeña hija Ligia, Susana debió cantar con ella al ritmo de Manuelita: “nadie supo bien por qué a París ella se fue”.

Durante su niñez, la pequeña Ligia fue creciendo en esta familia de artistas, junto a su madre y su padre (el bandoneonista Osvaldo Piro)y su hermano, pero fue el regalo de su abuela la que también la marcó: le dio un componente WINCO que ella dejó en su habitación, donde llevaba los discos que más le gustaban. “Siempre elegí el Jazz, forma parte de mi crianza, como Billy Holiday, yo era una ave rara escuchando esa música a los 9 años, pero me había dado por ahí”, comentó en una conversación telefónica a Pulso Noticias.

Luego en su adolescencia vino la etapa de estudio: “empecé a estudiar canto lírico pero por una cuestión técnica, quería ampliar mi formación. Yo elegí cantar Jazz sin saber qué iba a ocurrir, recién se abrían en Argentina algunos clubes de Jazz que habían estado cerrados, había sido una moda de los 60´, pero de pronto creo que soy uno de los exponentes jóvenes de esa década los 80´, que fuimos surgiendo en la música instrumentada y las cantantes”, describió.

Ligia lanzó su primer disco en el 2003, homónimo, con la producción de Alfio Alfiz (donde cantó Chega de Saudade del recientemente fallecido Goao Gilberto, entre otros) y también incursionó como actriz de novela y de musical, donde fue nominada para los premios Ace. Pero en un momento decidió alejarse de ese estilo, comenzó otra búsqueda: “quise escucharme cantar en mi propio idioma..y eso fue marcando lo que soy y el repertorio que tengo hoy”. Así en 2011 lanzó “Las Flores Buenas” que la llevarían a las radios, y mayores escenarios, liberándose del apellido y mote de “hija de…”.

En 2018 sacó su último disco de estudio, denominado “Love” y que nunca lo presentó en La Plata. “Estamos haciendo una gira por varios puntos del país que culmina en Rosario el 24 de agosto, pero esta va a ser la primera vez que me presento en La Plata, he estado en el Teatro de Cámara de City Bell, con distintos formatos, musicales, teatro, pero se dio la posibilidad de poder presentar este material que me interesaba mucho…quería ir ahí, siempre me preguntaban por redes sociales cuando iba, en este caso esta visita fue provocada por mi, tengo muchas ganas de ir… era necesario, es como un debut”, expresó.

En el show sobre el Teatro Metro local, no la acompaña su banda completa sino que estarán Fede Botti como director musical, Nahuel Bailo en piano y Walter en batería: “vamos a hacer ´Love´ como cuestión conceptual, sobretodo en la primera parte del show pero después es más ecléctico, cosas más folklóricas, temas de Spinetta, un repertorio variado, más cercano a los discos anteriores”, adelantó.

Los debates de hoy y las canciones del ayer

En su repertorio y durante sus recitales Ligia elige algunas canciones con una fuerte intensidad y contenido; a pesar de que no suele dar opiniones políticas y partidarias en las entrevistas, sus posturas se revelan en la lista de temas. Al respecto, señaló a Pulso que “hay canciones que representan momentos muy fuertes de nuestro país y sociedad… Creo que desde el arte hay que hacer un despertar urgente y la cultura está bastante vapuleada hoy, hay mucha cosa poco importante en la que uno se detiene, hoy todo está abocado y objetivizado en la política entonces es muy difícil hablar de cultura y arte”. 

Adentrándose más en cómo funcionamos como sociedad, Ligia se expresó: “estamos viviendo momentos de cosa muy enferma, donde todo el tiempo miramos nuestro ombligo o como mucho nuestro entorno, pero no al de al lado… y desde la canción hay una necesidad de decir… yo no te lo digo con palabras pero sí cantando…por eso me agarré de algunos temas muy fuertes”-. 

En aquel disco en español, la artista cantó Cinco Siglos Igual junto a León Gieco, también el tema “Construcción” de Chico Buarque: “es del año 69, este obrero que lo único que hace es cumplir su rutina para la paga del día y en un momento -la vida es tan efímera- que se cae y muere, y eso molesta al tránsito…es muy representativa”. También eligió destacar la canción “Te abracé en la noche”, de Fernando Cabrera: “encierra el halo de esperanza, el amor y ese beso que extrañamos de esa persona que no está”; u “Oración del Remanso” de Jorge Fandermole (que estaba cantando en La Plata al mismo momento de la entrevista con Ligia): “representa ese pescador solitario que nadie se entera si está, solo todo el día con sus pensamientos en medio del Paraná, para sobrevivir. Mi bisabuela era una trabajadora muy pobre, lavaba ropa para ricos y crió a mi familia… es una historia familiar que me conecta y me marcó como persona y como artista”.

Finalmente Pulso Noticias le preguntó si está felíz con su lugar de cantante, habiendo dejando a un costado su espacio como actriz o de musicales: “Estoy contenta cuando canto, si no canto me siento mal, me agobio… el espectáculo en vivo y el vínculo con la gente presente es impagable, inconmensurable y me hace vibrar y eso me gusta que me pase”, expresó, y este cronista le adelantó la frase: “Es como cuando cantás Barro Tal vez”. “¡Eso mismo! esa expresión de deseo de cantar, de estar en pena constante con los sentimientos: ´sino canto lo que siento, me voy a morir por dentro´, es decir que todo lo que uno piensa hay que expresarlo, y ´el flaco´ tenía una forma bellísima de expresarlo”, recordó.

“Tenemos compositores maravillosos y sufro mucho la no difusión de determinados artistas, que de pronto se mueren y no tienen reemplazo, esa es mi desesperación cultural. Se trata de los grandes poetas del siglo, pero siento que estamos muy adormecidos en el mundo, no tenemos más que ofrecer y eso me da un poco de tristeza”. Finalmente Ligia terminó con esa palabra la entrevista pero quizás en lugar de tristeza se refería al término “saudade” como diría Goao Gilberto.

La cita es este sábado 13 cuando Ligia Piro presenta Una noche única” en La Plata en el Teatro Metro. 

Comentarios