Cooperativas en alerta: se movilizaron pero siguen dialogando con el Municipio

Foto de archivo

Un centenar de cooperativistas se concentraron en la sede municipal de calle 12, ante la demora para concretar los acuerdos a los que habían llegado en torno a un aumento salarial y el incremento de los cupos laborales. Hubo un llamado telefónico que llevó tranquilidad y la medida se levantó

Este jueves por la mañana un centenar de cooperativistas pertenecientes a más de diez movimientos sociales se concentraron en la Municipalidad, ante la preocupación por la demora en el cumplimiento de los acuerdos a los que habían llegado con los funcionarios comunales tras el último acampe de tres días que habían realizado a principios de junio.

En aquella oportunidad fue el Secretario de Coordinación municipal Oscar Negrelli, quien se comprometió ante representantes de las organizaciones a incrementar los puestos laborales (compromiso que ya había tomado en diciembre de 2018 pero que no se había cumplido), a concretar un aumento salarial y a abrir la posibilidad de incorporar a las cooperativas a la realización de obras de mejora y puesta en valor de clubes de barrio, que la Municipalidad está gestionando a través del Programa “Mi Segunda Casa”, y a la reparación de veredas de escuelas.

Sin embargo, estos compromisos no fueron todavía formalizados, dado que no se firmó el nuevo contrato entre las cooperativas y el Municipio. A su vez, todavía no está definido el porcentaje de aumento salarial: la propuesta de la comuna es de un 18% en tres tramos (5%, 5% y 8%), pero las cooperativas pidieron que la distribución del porcentaje sea distinta, para que les permita incrementar el salario de forma considerable en el menor plazo posible (la intención es adelantar el 8% final).

“Luego de seis meses de protesta que culminó con un acampe en junio, el gobierno local acordó con los y las trabajadoras la continuidad laboral con un aumento de sueldo. Sin embargo, hasta el momento Garro no solo no ha cumplido con el incremento sino que tampoco ha efectivizado los trámites para garantizar la estabilidad laboral de cientos de personas”, señalaron los cooperativistas esta mañana a través de un comunicado de prensa.

Precisamente fue Negrelli quien se comunicó en horas del mediodía para desactivar la protesta. El funcionario les garantizó que la firma del contrato se haría la semana que viene, y que el retraso tenía que ver con que en estos momentos la Secretaría de Hacienda estaba evaluando la posibilidad de acceder al cambio en los porcentajes en que se va a implementar el aumento salarial. Tras este llamado telefónico, los movimientos sociales levantaron la medida a la espera del avance en las gestiones.

Comentarios