Laura Azcurra: “Con la ola verde somos referentes en el mundo”

Actriz y bailarina, presenta este sábado en La Plata su espectáculo flamenco. Nuestra identidad y el vínculo con España, el aborto, las crisis y los artistas “descolocados” por el avance del feminismo. Todo, en esta entrevista con Pulso Noticias

Por Facundo Montiel

Laura Azcurra no es la piba de cara angelical que se chapaba a Mariano Martínez en el prime time de la televisión. Hoy, en su foto de perfil del WhatsApp, muestra el puño cerrado, el pañuelo verde atado a la muñeca y la sonrisa alegre y combativa. Con 38 y un hijo de 12 luce más rebelde que nunca y dice, cuando esta charla se agota: “vamos a vencer”. 

Actriz y bailarina, presenta este sábado (21 horas en Sala 420) su espectáculo flamenco Salir del ruedo junto a Mariana Astutti. 20 años de estudio, nueve meses de investigación y una pregunta las trajo hasta acá: “¿Por qué dos chicas de Buenos Aires tenemos que bailar igual que en España?”. Se despojaron del “purismo” del flamenco y, en un ida y vuelta con la “madre matria”, indagaron en nuestra identidad. “En mi solo, zapateo el himno nacional y lo hago sentida y flamencamente. Nuestro himno suena español, ¿por qué no amigarnos con eso? Si venimos de ahí”, dice Laura. 

Hija de artistas, su padre vivió 18 años en España. Ella fue y vino varias veces. “O sangue não é agua: la sangre no es agua. Lo que nos da nuestra familia, lo que mamamos, nos acompaña toda la vida. La música que escuché, el teatro que ví, el vínculo de mis padres con el arte. Somos eso”, asegura la actriz, para quien, de uno y otro lado del océano, Buenos Aires es un faro: “El teatro porteño está considerado uno de los más importantes del mundo, a la par de Londres y Nueva York, en salas, ofertas y funciones”. 

Y, en un contexto difícil, hay un detalle que no se le escapa: el 2001 fue, asegura, el año donde más obras independientes se realizaron. “Hubo un estallido de cosas por contar. Hay algo de las crisis sociales, económicas, que el arte necesita transformar. En esa catarsis se logran artistas impresionantes” cuenta Azcurra, y agrega: “Ser una obrera del arte y vivir en Buenos Aires es lo mejor que te puede pasar. Somos ese cocoliche hermoso de judíos, polacos, migrantes y latinos, todos mezclados. Para sobrevivir tenemos que ser muy creativos”. 

“Es un momento muy incómodo para hombres y mujeres”

Dos momentos. El nacimiento de su hijo (me transformó y me advirtió de muchísimas situaciones que no eran como me las habían mostrado) y la lucha de las Actrices Argentinas. “Con la ola verde, somos referentes en América Latina y el mundo, realmente nos miran. Es muy interesante ser mujer y argentina en este momento”. 

La lucha que las parió, la legalización del aborto, destapó abusos, acosos y desigualdades. La injusticia en la primera plana, como noticia también del mundo artístico. Feminismo mata galán. Para Laura, impulsora del colectivo de actrices, “venimos de muchos siglos donde hombres y mujeres fuimos educados para censurar nuestras emociones, naturalizando la injusticia y la desigualdad. Ahora decimos ¡Che, no podés hablar más así, tratarnos así…! ¡Esto está fuera de lugar aunque lo digas siempre, aunque nos hayamos reído de tus chistes! Es un momento super incómodo para hombres y mujeres, pero nosotras nos ayudamos. Muchos hombres que siempre salieron ganadores ven que las fórmulas ya no les funcionan, y están descolocados”. 

“Vamos a vencer”, dice, porque registra que “la lucha de actrices es algo histórico, nunca nos habíamos juntado por una causa, acá en Argentina”. Pese al avance de la religiosidad y los sectores conservadores, Laura Azcurra se planta en la calle como en el escenario: “con mucho amor y mucho empoderamiento”. 

Comentarios