España: declaró la víctima de los violadores de “La Manada”

La entrada a los Tribunales de tres de los siete acusados de la violación múltiple

“Me sentí intimidada por la pistola y por ellos. Solo lloraba”, expresó ante los tribunales de Barcelona la joven que fue atacada en 2016 por un grupo de varones. El juicio empezó el martes pasado con la declaración de los siete acusados, que negaron su participación en los hechos

Una joven de 17 años declaró este lunes en los tribunales de Barcelona en el marco de un juicio por la violación grupal que sufrió en octubre de 2016 durante una fiesta de San Fermín, cuando un grupo de varones apodados “La Manada de Manresa” la obligaron a tener sexo amenazándola con un arma.

“Me sentí intimidada por la pistola y por ellos. Solo lloraba”, afirmó la víctima, que en ese entonces tenía apenas 14 años, al relatar la agresión sexual que sufrió. El juicio llega tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo español que corrigió y elevó las penas del emblemático caso de “La Manada”.

La justicia española dictaminó finalmente que los acusados en primera instancia de abuso sexual habían violado a la víctima. Los siete están procesados también por abuso sexual -uno de ellos por mirar sin ayudar a la víctima-, con lo que el relato de la joven agredida, y posiblemente el fallo del Supremo, pueden influir en la decisión de la Fiscalía de elevar las penas y calificar los hechos como violación.

Los integrantes de La Manada que violaron a la joven

Casi tres años después de la terrible situación, la adolescente reconoció que aquella noche tres de los acusados la metieron dentro de una caseta y la violaron mientras la amenazaban “pasándose la pistola” entre ellos.

Protegida por un biombo que la separaba de los siete acusados -que la podían ver declarar en una pantalla que estaba grabando su testimonio-, la víctima contó que solo recuerda “flashes” de lo ocurrido porque cree que le pusieron alguna droga en la bebida, aunque confirmó que recuerda a tres de los acusados forzándola.

En las puertas de la Audiencia de Barcelona, donde declaraban también una docena de testigos que asistieron a esa fiesta, se convocaron concentraciones en apoyo a la víctima, al grito de “no es abuso, es violación”. Ese fue lema que estalló en las calles españolas cuando la Justicia condenó en primera instancia a los miembros de “La Manada”.

Comentarios