La historia de los platenses que duermen en la calle

Un estudiante de Periodismo finalizó su carrera con una tesis sobre las personas en situación de calle de La Plata. Durante dos años recorrió avenida 7 y Parque Saavedra por las noches, compartiendo charlas y mates con quienes viven en veredas y recovecos de la ciudad

Comenzó la ola de frío en nuestra ciudad y la región, y las tristes noticias sobre la situación de la gente que vive en la calle ya fueron noticia. El lunes pasado Sergio Zacarías falleció mientras dormía en la intemperie. Y no es el único caso registrado: en la semana anterior se habían conocido dos más ocurridos en San Nicolás y en San Salvador de Jujuy.

Cuando Bruno Barresi vino a La Plata desde Olavarría y se encontraba cursando la carrera de Licenciado en Comunicación Social de la UNLP se encontró en la calle con una situación que lo motivó a emprender su Tesis de graduación. “La decisión la tomé en dos etapas, primero se remonta al 2009 cuando pasé por la puerta de un hogar de personas en situación de calle y ver la fila de hombres que esperaban para entrar me llamó mucho la atención, así que me acerque al hogar a tomar mate, charlar con ellos y conocer sus historia”, contó el licenciado a Pulso Noticias durante una de las columnas radiofónicas que realizamos, en este caso en Radio Futura.

De todo un trabajo de caminatas, charlas y producción, el pasado 20 de marzo Bruno entregó el trabajo “Vivir en la calle: la historia de sus protagonistas”. Recorrió las calles de La Plata para acercarse a las personas que pasan sus días en las veredas de calle 7 o Parque Saavedra, comen y duermen allí. “A las personas en situación de calle lxs vemos y cruzamos. ¿Lxs registramos? ¿Lxs reconocemos? ¿Quiénes son? ¿Cómo viven? ¿Qué sienten? ¿Cuál es su historia? ¿Cómo es vivir y dormir en la calle? ¿Qué piensan y cómo se relacionan con otras personas?” Desde estos interrogantes, planteé la comunicación como actitud y voluntad de escuchar, preguntar, acompañar y dialogar con ellxs”, expresó en el trabajo académico. 

En el 2013, año de la inundación en nuestra ciudad, Bruno caminaba por la calle, cuando un hombre le pidió una moneda: “más allá de dársela le pregunté como estaba, y allí se generó un diálogo muy profundo y sentido”, recordó. Ese fue el otro antecedente que lo llevó a escribir sobre el tema hasta que comenzó a hacer recorridos callejeros e intentar abordar a personas de la calle, desde marzo del 2016 hasta mitad del 2018. 

Las conclusiones

Una de las cuestiones que Barresi buscó en estos vínculos es cuál es su historia previa y cómo llegan a la calle: “el aspecto de lo laboral y la desocupación juega muy fuerte en esta problemática, algunos de los muchachos están desocupados desde la década de  los 90”, explicó. Y agregó: “muchos vivían en una casa, con su familia pero las cuestiones económicas y sociales los llevaron a que esos lazos se empiecen a hacer cada vez más distantes, hasta que en un momento se rompe, se alejan de su familia y es un circuito muy intenso, donde pierden el apoyo, pierden su casa, se encuentran en la calle, sin relación con la familia…estas son las generalidades y puntos en común con los muchachos”. 

Respecto a una posible salida de dicha situación Bruno rescató que en los vínculos con ellos y sus relatos “muchos dan cuenta de ese querer salir adelante, esa intención de lucharla, remarla, buscar diferentes medios de subsistencia o inserción laboral…otros muchachos hace ya 20 años que están en la calle y ya se les ha hecho un transitar muy sostenido, un habitar la calle que ya se hizo carne”.

El ahora Licenciado y además Profesor en Comunicación, recorrió durante dos años la avenida 7 y el Parque Saavedra: “al ser una de las calles de mayor movimiento, encuentran mayor contacto para pedir una moneda, conseguir para comer, al ser tan masiva”. En general se trata de personas entre 25 y 50 años.

La ola de frío 

En La Plata hay diferentes lugares donde las personas en situación de calle puede acudir tanto para dormir como para comer. Durante los últimos días giró la información:

Hombres – 7 e/36 y 37 N° 328 – De 18 a 8, para dormir y comida.

Mujeres adultas – 10 e/63 y 64 N° 1543 1/2

Casa de Abrigo juvenil –  41 e/10 y 11 N° 772. 

Niños – Tel  0800 666 1772. Pulso llamó a este teléfono, de la Dirección de Niñez, quienes dijeron que hay que ir a 10, 49 y 50.

Si ves a alguien en esta situación, podés comunicarte por Wsp. al 221-15-6099407 las 24 horas. Sin embargo, de este teléfono no contestó nadie.

Para ingresar al parador se deben cumplir algunos requisitos tales como ser mayor de 18 años; poseer domicilio constituido en la ciudad de La Plata o haber residido como mínimo tres años de forma continua. Es decir, que está prohibido para extranjeros.

Las personas alojadas deberán renovar su estadía de forma diaria y obligatoria; en tanto que aquellos que deseen ingresar de manera voluntaria al Parador, pueden acercarse a las oficinas de la Dirección General de Desarrollo de calle 10 entre 49 y 50 N° 876, de lunes a viernes en el horario de 8 a 20hs.

De acuerdo a los datos que brindó la dirección de Hidrometeorología del Municipio, para los próximos días se esperan bajas temperaturas que se enmarcan en una ola de frío polar. Al respecto, el jueves la ciudad contará con una temperatura mínima de 2° y máxima de 8°; en tanto que el próximo viernes se prevé una temperatura mínima de 1° y máxima de 8°.

Finalmente, se informó que el sábado 6 podrían registrarse temperaturas que alcancen un promedio de entre 0 ° y 2° grados, con una máxima de 9°.

Comentarios

- Advertisement -