El Intendente presentó la cuestionada Guardia Urbana de Prevención

Julio Garro, junto al secretario de Seguridad y precandidato a concejal Darío Ganduglia, realizó la presentación formal de los 170 agentes que conforman la fuerza municipal. En un año pretenden elevar el número a 450. Organismos de derechos humanos vienen objetando su conformación desde el año pasado.

Casi ocho meses después de la polémica aprobación en el Concejo Deliberante de la constitución de una Guardia Urbana de Prevención (GUP), el Intendente Julio Garro presentó formalmente la nueva fuerza municipal. Fue esta mañana en la delegación comunal de Gonnet, y lo hizo junto al Secretario de Seguridad y primer precandidato a concejal Darío Ganduglia.

Se trata de 170 agentes que ya se encuentran en las zonas céntricas, paseos comerciales y edificios municipales de la ciudad, y que vigilarán la zona con objetivos vinculados, según consta en el proyecto, a “prevenir situaciones de riesgo en la vía pública”. Sin embargo, precisamente la amplitud y vaguedad de las atribuciones de la fuerza fue uno de los puntos severamente cuestionados por organismos como la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que señaló que esa característica -entre otras- la hace pasible de incurrir en arbitrariedades, discrecionalidad en sus prácticas, y violencia institucional.

De hecho, hubo un episodio ocurrido en marzo que todavía está bajo investigación judicial, en el que efectivos de esta Guardia golpearon salvajemente a un joven y a su familia durante el festejo de los carnavales en la República de los Niños. Precisamente tras este hecho la CPM le envió una nota al Ejecutivo municipal expresando su preocupación, reclamando extremar las medidas para determinar las responsabilidades administrativas de los funcionarios intervinientes en el hecho, y finalmente solicitando la disolución de la GUP.

Lejos de pensar en disolverla, esta nueva fuerza formará parte de uno de los ejes principales de la campaña de Garro por su reelección al frente de la Intendencia. “Tenemos la certeza de que la seguridad ciudadana no se construye con discursos, sino con hechos reales, y nos comprometimos a estar presentes”, destacó hoy el Jefe Comunal, y remarcó: “De esta manera el Estado va a estar cerca de los platenses con un cuerpo de agentes profesionales que va a prevenir y a detectar situaciones de riesgo de todo tipo: delictivas, viales y climáticas”.

La intención de la Municipalidad es que en un año los integrantes de la guardia aumenten a 450. Según informaron, los actuales efectivos que la componen se distribuyen, por el momento, de la siguiente manera: Casa Ecológica (4), Cementerio Municipal (9), Teatro Municipal Coliseo Podestá (5), GUP (14), Plaza Islas Malvinas (4), Meridiano V (2), Modernización (1), Obras Públicas (1), Palacio Municipal (18), Parque Ecológico (4), Pasaje Dardo Rocha (17), Paseo de Compras de 134 y 80 (4), República de los Niños (7), guardia exterior (58), Terminal de Ómnibus (9), Bioparque (1), Secretaría de Salud (1), Polideportivo Los Hornos (1).

“Los agentes de la GUP son la cara visible de un Estado municipal que volvió a estar en los lugares de los que se había retirado. Es la demostración de una administración que cuida a los vecinos en los lugares donde se los necesita, y se creó después de casi tres años de trabajo, inspirada en el ejemplo de las grandes capitales”, expresó Garro.

En tanto, desde la comuna recordaron que según se estableció en el proyecto de su constitución, algunas de las funciones de los agentes municipales de prevención son: detectar y relevar situaciones de riesgo en la vía pública, dar aviso a la autoridad competente y/o requerir el auxilio de las fuerzas de seguridad, colaborar con operativos de la Dirección de Control de Tránsito, velar por “la buena convivencia urbana”, realizar rondines urbanos y cuidar los espacios públicos.

También aclararon que en las situaciones en que se ve involucrado un niño o menor de edad, la GUP da aviso de inmediato a la Secretaría de Niñez y Adolescencia comunal y a los organismos competentes. Sobre este punto, la CPM había advertido en el escrito presentado al Municipio por el hecho de que el director de Seguridad Edilicia de la Municipalidad, Cristian López, “continúa a cargo de la capacitación de los agentes de la GUP. Este funcionario está denunciado en un habeas corpus por la privación ilegal de la libertad de dos jóvenes menores de 18 años a los que obligó a quitarse las remeras, las zapatillas y las medias”.

El otro cuestionamiento fuerte a la conformación de este grupo -realizado por concejales de al oposición- es que los municipios tienen vedada la posibilidad de legislar en materia de seguridad, atribución que sólo tiene el Estado Provincial. Sin embargo, la Municipalidad buscó desde el primer momento presentarla como una fuerza de prevención, y no de seguridad.

En ese sentido, Garro insistió hoy en diferenciar el objetivo de la constitución de esta fuerza con el que había tenido la policía local. “Es un grupo urbano de prevención que está en las antípodas de la policía electoral creada a las apuradas hace cuatro años. Logramos construir una fuerza profesional y democrática, donde sus miembros están aptos física y psicológicamente para desempeñarse en la calle”, indicó.

Comentarios