“Debemos armar una alternativa que derrote a este ajuste perverso”

Así lo aseguró el intendente de Merlo y presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, en su paso por La Plata. Llamó a la unidad para vencer a Cambiemos, y lanzó mensajes conciliadores a los referentes del interior provincial

La ebullición dentro del peronismo no se detiene. Con muchas líneas internas que pugnan por la conducción y por ver quién toma las riendas del partido de cara a las elecciones de 2019, ayer, el presidente del PJ a nivel provincial e intendente de la localidad de Merlo, Gustavo Menéndez, pasó por la sede del partido de La Plata ubicada en 54 entre 7 y 8, donde brindó una charla a los militantes sobre “Unidad Peronista para ganarle al ajuste”.

El encuentro, que comenzó con casi dos horas de demora por el retraso del jefe comunal del Conurbano, tuvo como énfasis el tratar de encontrar posturas conciliadoras entre las distintas facciones existentes dentro del justicialismo y que tengan como eje común “vencer” al gobierno de Cambiemos en las urnas.

“Estamos entre todos los peronistas tratando de iniciar la construcción de un espacio amplio para que entre todos le devolvamos la esperanza al pueblo argentino y que derrote en las elecciones del año que viene a Cambiemos”, arrancó sus palabras a la prensa Menéndez.

Siguiendo en esa línea, aseveró: “Debemos armar una alternativa que derrote a este ajuste perverso que encarnan a nivel nacional el presidente Mauricio Macri, a nivel provincial, la gobernadora María Eugenia Vidal, y en el caso de la ciudad de La Plata, el intendente Julio Garro”.

En ese sentido, expresó: “Tenemos la posibilidad de tener a quien hoy marca un ejemplo en el mundo, como lo es el Papa Francisco, y esa unidad a la que apelamos es la unidad en la diversidad, entendiendo que un movimiento como el nuestro está compuesto por personas de distinta raigambre, distinta formación, con distintas miradas de la realidad, pero en el fondo todos tenemos una misma mirada de país, y en eso debemos confluir”.

Foto: elteclado.com.ar

Pacificación interna

Las críticas a Ménendez hacia el interior del PJ son muchas, más que nada por estar considerado por muchos dirigentes del interior bonaerense como una persona que “solo piensa en el Conurbano y se cree que el peronismo son los 35 distritos del Gran Buenos Aires y se olvida del resto de la Provincia”.

Tratando de pacificar las posiciones en el partido, principalmente con los jefes comunales del interior, Menéndez aseveró que “la conurbanización de la política no nos ha hecho bien, y eso nos trajo más lágrimas que sonrisas, y en eso no estoy hablando solo en términos electorales, sino también de gestión”.

Yendo un poco más allá, el alcalde merlense afirmó: “Qué diferencia puedo tener con algún dirigente del peronismo cuando el gobierno vuelve a caer en el Fondo Monetario Internacional; cuando le sacan 65.000 millones de pesos a los jubilado; si es una gran aventura para un enfermo conseguir un medicamento de Nación como funcionaba hace algunos años atrás. Las diferencias terminan siendo mínimas”.

Y sentenció: “No tenemos derecho a pelearnos entre nosotros, el ADN que corre por nuestras venas nos obliga a tomar esto con responsabilidad e ir en busca de esa concordia. Hay mucha gente esperanzada en que el peronismo pueda hacer algo, no le podemos fallar a nuestra gente y no le podemos fallar a nuestra historia. El límite del peronismo es Mauricio Macri”.

Además de Menéndez, del encuentro participaron el titular del gremio de Canillitas, Omar Plaini; el exministro de Trabajo sciolista, Oscar “Cacho” Cuartango; la exministra de Economía bonaerense, Silvina Batakis; el diputado provincial Guillermo Escudero; el senador provincial Juan Manuel Pignocco; el titular del PJ local, Luis Lugones; y los concejales Cristian Vander y Miguel Forte.

Puerta cerrada

Dentro de lo que fue la charla, hubo un episodio por demás gracioso que hizo que todos los periodistas que cubrían el evento, lanzaran algunas sonrisas por varios minutos. Ni bien llegó Menéndez a la sede del PJ, a eso de las 13 horas, subió al quinto piso del edificio del partido para mantener una breve reunión y luego descender al segundo piso donde brindó la conferencia de prensa.

Cuando se acercaba a la sala de la Biblioteca del PJ, muchos de los medios presentes no podían acceder al mismo por haberse trabado la puerta de acceso, con lo cual varios de los militantes y dirigentes tuvieron que “luchar” con la puerta hasta que después de 20 minutos la pudieron abrir.

Se lo pudo ver a Guillermo Escudero y a Luis Lugones buscando llaves por todo el edificio para ver si podían abrir esa puerta que tanto dolores de cabeza les trajo, y que más que nada debido a la fuerza y a los empujones que pegaron sobre la misma, se pudo abrir para dar comienzo a las palabras que el jefe comunal del conurbano brindó ante los medios.

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre