Las bicis eléctricas: una nueva forma de trasladarse en la ciudad

La Plata es testigo de una nueva forma de trasladarse por la ciudad de manera económica, sustentable y saludable con las bicicletas eléctricas que tienen hasta una autonomía de 50 kilómetros de distancia con una carga completa de la batería, pudiendo extender aún más la distancia si se emplea el pedaleo normal.

La bicicleta, como alternativa al transporte público ya no es una novedad, al igual que su utilización de forma recreativa creció de manera exponencial en los últimos años, en gran medida, gracias a la inversión en la infraestructura necesaria y la construcción de bici-sendas. En las grandes ciudades a nivel mundial no es algo que sorprenda ver bicicletas públicas disponibles para aquellos usuarios que prefieren dicho transporte para ir al trabajo, para realizar un paseo o que sea meramente una cuestión de actividad física.

Uno de los grandes beneficios que propina esta nueva modalidad para trasladarse es el económico ya que con la utilización de las bicicletas eléctricas se evitan el aumento en los costos del combustible, como así también la suba de los pasajes en el transporte público. Además dicho vehículo tiene un poder ecológico fundamental, con el que se evitan los altos niveles de contaminación, tanto en el aire como así también sonora, que generan aquellos que tienen combustión interna.


En La Plata, por el año 2015 se fundó Rodar Electric, una empresa realizada por emprendedores locales que hoy en día llevan más de 2500 bicicletas eléctricas vendidas en todo el país, con una variedad de tres modelos principales de bicicletas. Entre los más destacados se encuentran la VR, que es la primera mountainbike eléctrica de Latinoamérica; La time, es la plegable más innovadora del mercado; y la Ge Road, la rueda que transforma cualquier bicicleta convencional en eléctrica.

Además comercializan el Ge Go, un dispositivo que permite transformar cualquier silla de ruedas convencional en una eléctrica.

La concientización creciente por parte de la sociedad respecto a su salud y bienestar, ha llevado a que el paradigma del transporte vaya evolucionando, pudiendo conjugar la comodidad y la sustentabilidad, convirtiéndose en una alternativa óptima para los desplazamientos dentro de la ciudad, con un mínimo efecto sobre el medio ambiente, por encima de cualquier otro vehículo. En la actualidad trasladarse de forma segura, rápida, económica, sin depender de congestionamientos de tránsito, es gracias a la bicicleta eléctrica, el medio de transporte del futuro que ya se disfruta en el presente.

Comentarios

- Advertisement -