Cambalache platense en las últimas 24 horas

En una ciudad con pocas luces, Batman Solidario fue reconocido, taxistas marcharon contra Uber, un concejal amenazó con llenar de moscas el Concejo y los clubes más importantes fueran perdonados de pagar una deuda millonaria. Incluso, Marta Ramallo volvió a pedir justicia por Johana a pocos metros de la militarizada Plaza San Martín

Por Lucas Mazzuca

Mientras miles de platenses no tienen luz desde el sábado, el Intendente Julio Garro anunció como medida más importante que los damnificados serán exentos de pagar la tasa de alumbrado público y los comerciantes del pago de tasas comunales. No parecen suficientes las medidas para haberlas anunciado mediante una conferencia de prensa en la que se la esperaba a María Eugenia Vidal pero que finalmente terminó siendo conformada también por el Vicegobernador Daniel Salvador. Todo esto, sin tener en cuenta que los perjudicados por la falta de suministro eléctrico fueron los últimos en enterarse de los beneficios ya que no tienen luz para acceder a la información. Al final, la conferencia pareció acercarse más a un discurso contra los opositores que aprovecharon la situación para hacer política.

Las medidas tomadas parecen aún menores cuando el Concejo Deliberante aprobó el expediente que posibilita a Gimnasia y Estudiantes eximirse de pagar una deuda millonaria que mantienen con el municipio de Tasas SUM y derechos de publicidad y propaganda. La excusa para esto sienta sus bases en apoyar a los clubes en el marco de la crisis económica por la que atraviesa el país. ¿Está bien que así sea? los clubes de barrio sufren más que el Lobo y el Pincha y no tienen esos beneficios. Incluso, siendo dos clubes profesionalizados que pagan sueldos millonarios y venden futbolistas por millones de dólares no resulta atinado creer que atraviesan una crisis que les impide pagar lo que les corresponde. Y, como si todo esto fuera poco, desde la institución albirroja se esbozó la idea de que los dirigentes sean eximidos de pagar patentes, lo cual fue rápidamente enterrado.

Horas antes de esa resolución, el Batman solidario, un personaje reconocido en La Plata por su ayuda constante a distintas entidades, fue distinguido en el Concejo Deliberante al ser nombrado “Ciudadano Ilustre”. La ciudad lleva más de 70 horas sin luz, hay 15 mil hogares afectados, se calculan pérdidas que superan los $1.000 millones. Mientras tanto, el Concejo Deliberante de La Plata, reconoció al “Batman Solidario” por su ayuda a la comunidad. Incluso, premiar la solidaridad parece un desatino. El Hospital de niños no debería recibir ayuda de un personaje de comics, debería ser sostenido por la Provincia y el Municipio. No hay dudas que quien interpreta a Batman tiene gestos de los que no abundan, pero de ahí a distinguirlo parece demasiado.

Continuando con la mezcla, y quizá en uno de los discursos más atinados pero no menos chocante, el edil Gastón Castagneto amenazó con llenar de moscas el Concejo: “voy a traer un frasco de moscas acá y lo voy a abrir para que vea si pueden vivir como viven los vecinos de Ignacio Correas. Si me tienen que sancionar que me sancionen. O empiezan a cumplir o usaremos las herramientas que tenemos a mano”.

Mientras tanto, afuera de la Municipalidad se manifestaban los taxistas en contra de Uber. Los cientos de conductores frenaron primero en Plaza Moreno, donde realizaron una protesta en las puertas del municipio, esperando ser atendido por autoridades. Y cuando intentaron ingresar al recinto donde estaba sesionando el Concejo Deliberante fueron detenidos por la Policía, generando algunos momentos de tensión que no pasaron a mayores.

A la vez, Marta Ramallo volvió a la calle, como lo hace desde hace más dos años todos los días 26, primero pidiendo la aparición con vida de Johana y ahora exigiendo justicia. Marta no está sola, está acompañada, pero quienes deberían actuar parecen lejos de buscar el camino de la justicia. Incluso parecen actuar con complicidad.

Pasa de todo en la ciudad de La Plata y los problemas se van acumulando cada vez más. Incluso, Plaza San Martín se encuentra militarizada desde hace tres semanas para impedir que las personas vendan los productos (como ropa usada) que no se venden en ningún otro negocio.

Comentarios

- Advertisement -