Concejo Deliberante: cruce de pedidos de informe y declaraciones juradas

Foto: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

Mientras oficialistas y opositores calientan motores para la campaña electoral, el ambiente en el cuerpo deliberativo se volvió a llenar de acusaciones. Hubo pedidos cruzados de investigación sobre los bienes de concejales y asesores del Municipio.

Las acusaciones cruzadas y sospechas montadas sobre los bienes de concejales y de un asesor del Poder Ejecutivo volvieron a teñir la sesión del Concejo Deliberante de este miércoles, tras el intento fallido de sesionar que se había producido hace quince días y que tenía estos puntos como ejes centrales.

Volviendo un poco en el tiempo, hace dos semanas la edil y precandidata a intendenta por el Frente de Tod@s Victoria Tolosa Paz había realizado una denuncia penal en la que acusa al Intendente Julio Garro, y en particular a uno de sus asesores –Martín Musciatti– de un presunto intento de extorsión a una vecina de Arturo Seguí -en alianza con productores del programa televisivo de Jorge Lanata, a quién también va dirigida la denuncia- para que acuse a la concejala de haberla estafado con la escritura de su vivienda.

Al mismo tiempo, del otro lado de la grieta, el bloque de Cambiemos en el Concejo Deliberante había presentado un proyecto de resolución que pide informes al Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense en torno a la existencia de actuaciones realizadas en la zona de calles 416 y 417 y 158 y 159 de la localidad de Arturo Seguí, en el año 2009 y subsiguientes.

Precisamente se refieren en los fundamentos del pedido a estas supuestas denuncias realizadas por vecinos de dicho barrio contra Tolosa Paz (y que se iban a reproducir en el mencionado programa), a quien habrían acusado de estafarlos con las escrituras de sus terrenos mientras era funcionaria de dicha cartera durante la gestión de Daniel Scioli. A su vez, los concejales oficialistas pidieron informes acerca de la declaración jurada de la edil, por los dichos del candidato a presidente Alberto Fernández, quien afirmó que el departamento en el que vive en Puerto Madero pertenece a Enrique Albistur (esposo de Tolosa Paz).

En este marco fue que durante la sesión de hoy la concejala y precandidata arremetió y presentó un pedido requiriendo al Poder Ejecutivo que informe bajo que autoridad “Musciatti negociaba la pauta de publicidad en representación de la Municipalidad de La Plata” (ya que le endilga ser el Secretario de Medios, aunque no ocupa ese cargo ni figura en la planta municipal) y otro requiriendo su declaración jurada del mismo (que nunca fue presentada ya que no tiene obligación de hacerlo, puesto que no es, al menos en los papeles, funcionario municipal).

Además, presentó otro expediente apoyado por el resto de la oposición para que se revise la declaración jurada del concejal Javier Mor Roig, y del edil (ahora en uso de licencia) Fernando Ponce, sobre quienes montó la sospecha de que no habían incluido a sus convivientes en las mismas.

Acusaciones cruzadas

“¿Por qué un simple colaborador de prensa manejaba un auto oficial, un teléfono de la Municipalidad y gestionaba la pauta publicitaria?”, se preguntó Tolosa Paz al justificar sus pedidos de informes sobre Musciatti.

A su vez, en torno al expediente del oficialismo que pide datos de su declaración jurada, señaló: “Qué casualidad que quieren saber sobre el departamento donde vive el actual candidato a Presidente. Si hay dudas vayan a la AFIP y vean la declaración jurada”. Luego, de todas formas, aclaró: “Yo voy a acompañar el pedido por mi declaración jurada, porque ya la hice pública y no tengo nada que ocultar. Pero no los veo preocupados por el patrimonio no declarado de Musciatti”.

Por su parte, la concejal Florencia Rollié (candidata a la reelección por el armado lavagnista Consenso 2030) destacó: “Resulta que a meses de terminar la gestión nos venimos a enterar que Musciatti no era funcionario. Esta persona decidía sobre dineros públicos, $150 millones de pauta publicitaria según la última rendición de cuentas. Decidía sobre dineros públicos y aparentemente no era nadie”.

La oposición hizo también foco en que los pedidos del oficialismo ponen con lujo de detalle la ubicación del departamento que es propiedad del esposo de Tolosa Paz, cuando se supone que esa información no debería ser pública. En ese sentido, la edil Lorena Riesgo remarcó: “Lo grave acá es que se filtró una información que no debía filtrarse: la dirección de un departamento. En nuestras declaraciones juradas tiene que estar declarado el bien, no el lugar, eso está en la parte oculta de la declaración, que sólo la puede tener bajo custodia la oficina municipal que se encarga del tema”.

El presidente del bloque oficialista, Claudio Frangul (candidato a la reelección por Juntos por el Cambio) fue el encargado de responder: “Yo me entero del departamento de Puerto Madero porque Alberto Fernández dijo públicamente en qué lugar vive. No hubo ninguna investigación, ni nada por el estilo. El que pone de manifiesto el tema es Fernández, cuando dice eso ante la prensa. No estamos haciendo ninguna campaña contra Tolosa Paz”.

Sobre Musciatti, Frangul insistió en que se trata de un colaborador. “Pero acá el tema central es que un programa periodístico del mas alto nivel de la Argentina (refiriéndose a la emisión conducida por Lanata) decidió hacer una investigación, y en ese marco se relacionan con un montón de actores en la ciudad. Yo me enteré que estaba la producción de ese programa por vecinos de Arturo Seguí que me lo comentaron. Si no parece que nosotros trajimos al programa de Lanata. Todos saben que ese programa tiene una autonomía propia. Acá con un video donde aparece Musciatti se quiere tapar esa investigación periodística” remarcó.

En tanto, Luciano Sanguinetti (quien también busca ser reelegido, integrando el armado lavagnista), señaló: “Me hubiera gustado que el oficialismo repudiara el accionar de este asesor que quiso dañar a la concejal. Por mi parte acompaño los perdidos de informes pero no comparto esta idea de perseguir a los concejales, y pedirse declaraciones juradas. Hay una oficina municipal que se encarga de eso. Las declaraciones no son para utilizarse así menos en un contexto electoral”.

La intervención del edil pareció la más equilibrada tras más de cuarenta minutos en que se sucedieron extensas oratorias con acusaciones de un lado para otro -mientras todavía esperaba ser tratado un tema tan urgente como las consecuencias del apagón en la zona norte de la ciudad– para finalmente terminar acordando en votar por unanimidad todos los pedidos de informe sobre las declaraciones juradas.

Comentarios