¿Otro caso de gatillo fácil? Un policía mató a un médico

Un policía bonaerense mató hoy de un tiro a un médico al confundirlo con un ladrón cuando acudió a una vivienda de la localidad bonaerense de Burzaco ante la denuncia de una entradera, informaron fuentes de la fuerza.

A raíz del hecho, el policía quedó detenido y fue desafectado de la fuerza por decisión de Asuntos Internos.

El hecho ocurrió esta madrugada en una casa ubicada en calle Arenales al 140 de la mencionada localidad del partido de Almirante Brown, donde vivía el médico Ricardo Raúl Tassara (64), detallaron los voceros.

Hasta allí llegaron efectivos de la seccional local alertados por un llamado al 911 que indicaba que en ese domicilio delincuentes cometían una entradera.

Al arribar, los policías encontraron en la puerta del domicilio un automóvil marca Volkswagen Gol Trend con la llave de encendido puesta y la puerta de la vivienda abierta. 

Uno de los policía entró a la casa, momento en que observó a una persona armada que lo apuntaba y que, según la versión brindada por las fuentes, no bajó el arma cuando se lo ordenó y le dio la voz de alto.

Por tal motivo, siempre de acuerdo a lo informado por los voceros, uno de los oficiales, identificado como Horacio Elías Godoy, efectuó un disparo que impactó en el médico y le causó la muerte.

Ver más: Murió la joven baleada por un cabo en Santiago del Estero

Poco después se acercó al lugar la pareja del médico, quien dijo a los policías que Tassara acababa de sufrir un asalto, que se había resistido con un arma y que había alcanzado a herir a dos de los ladrones.

Simultáneamente, los efectivos realizaron un operativo por zonas cercanas y atraparon a los dos sospechosos del asalto.

Por orden de la Justicia, el oficial que mató al médico fue aprehendido y se dio intervención a personal de Gendarmería Nacional y de Policía Científica para que realice los peritajes de rigor.

Ver más: ¿De qué se habla cuando se habla de Gatillo Fácil?

Gatillo fácil

María del Carmen Verdú, referente de Correpi, enmarcó el hecho como otro acontecimiento relacionado con el “gatillo fácil” y la doctrina de seguridad que promueve el gobierno. “Este caso tiene una mayor difusión porque es un caso clarísimo. Un médico en su casa que es asesinado. Pero hay hechos que se desconocen porque no está la señora como ocurre en este caso, o porque ocurre en la calle, o porque no es un médico reconocido del barrio”, manifestó.

“En Correpi teníamos procesados un caso cada 21 horas, y todo indica que estamos en un número superior a ese. Si bien el gatillo fácil siempre ha sido una política de Estado, nunca ha sido promovida con tanta fuerza como en estos últimos tres años”, remarcó Verdú.

Comentarios

- Advertisement -