Desempleo juvenil: una realidad preocupante en La Plata

Casi 30.000 jóvenes se encuentran sin trabajo formal en la región. Las mujeres, las más afectadas por la crisis. Creciente precarización laboral entre la juventud platense

El pasado jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer las cifras de desocupación correspondientes al primer trimestre de este año, que alcanzaron el 9,1% de los argentinos. Ese número en la ciudad de La Plata y alrededores llegó al 7,8%, una cifra relativamente menor a la nacional pero, si se la compara con el último trimestre del año pasado, la misma subió un 1,9%.

Desmenuzando los datos presentados por el organismo estadístico en lo concerniente a nuestra ciudad, se desprende que el sector más afectado por el desempleo es el de los jóvenes de 18 a 29 años, que trepa al 16,7% de desocupación, un 114% más que la desocupación general en la región.

La ciudad de La Plata está compuesta por casi 800.000 habitantes de los cuales 401.000 entran dentro de lo que se llama Población Económicamente Activa (PEA), que es aquella parte de la población en condiciones de trabajar, de los cuales 173.000 son jóvenes que buscan mezclarse en la masa laboral. Hoy, los datos son letales: el 41% de los desocupados de la región son jóvenes, es decir, cuatro de cada diez personas sin trabajo tienen entre 18 y 29 años.

Datos sugestivos

Los datos oficiales no hacen más que evidenciar una sugestiva realidad entre los jóvenes platenses que aumenta trimestre a trimestre en vez de detenerse. A nivel global la desocupación en hombres es del 5,7%, mientras que en las mujeres asciende al 10,6%.

En los varones de hasta 29 años el desempleo llega al 13%, mientras que en las mujeres trepa al 20,4%, algo totalmente diferente en la franja etaria que comprende de los 30 a los 64 años, donde en los hombres la desocupación alcanza el 2,4% y es de un 9% entre las damas.

Con respecto a la desocupación general en hombres, en los varones jóvenes el desempleo es un 128% superior, mientras que a nivel general femenino, en las mujeres jóvenes el desempleo es un 96,3% más. Si se toma la desocupación que engloba tanto hombres como mujeres, en las jóvenes es un 161% más que el total general; y en los hombres jóvenes es un 36% más.

Drama femenino

Si bien La Plata dejó de detentar el triste privilegio de ser la ciudad del país con mayor desempleo femenino, como ocurrió en el primer semestre del año pasado, la realidad indica que sin embargo conseguir un trabajo seguro y con todas las de la ley es más difícil para las mujeres que para los hombres.

En diálogo con Pulso Noticias, María Laura Böhm, abogada experta en temas femeninos, aseveró que “con solo caminar los barrios y las calles de la ciudad de La Plata nos damos cuenta de que el desempleo es una realidad que afecta más a las mujeres que a los hombres, dejando en claro que el modelo actual afianza aún más las desigualdades existentes en el mercado laboral para los hombres y mujeres”.

Para Böhm, “a las mujeres nos cuesta muchísimo más conseguir trabajo desde ya por una cuestión de que las mujeres que están en una edad de tener hijos en general son rechazadas por miedo a que se embaracen, tengan un hijo, tener que pagar licencias por maternidad y todo lo demás. Eso sigue existiendo y se ve de una manera bastante clara, sobre todo entre las jóvenes, que son las más discriminadas a la hora de contratar en el mercado formal del trabajo”.

Por su parte, Candelaria Botto, economista de la UBA e integrante del colectivo Economía Femini(s)ta, señaló que “la tasa de desempleo en las mujeres es más alta que la de los varones, y eso tiene que ver con que las mujeres estamos en una situación de mayor vulnerabilidad en todos los indicadores económicos. Las mujeres no sólo entran menos al mercado laboral, sino que las que entran tienen más posibilidades de estar desocupadas, y hay que recordar que como en la desocupación se busca constantemente trabajo hay una desmotivación siempre más elevada”.

“Esta situación la relaciono con los trabajos que tienen que ver con el trabajo doméstico no remunerado y el trabajo de cuidado. Hoy, 9 de cada 10 mujeres participan activamente en el trabajo doméstico no remunerado y en promedio son 6,5 horas al día de este trabajo, lo que quiere decir que tienen menos horas libres para dedicar al mercado remunerado. Por eso vemos que estas mujeres están subrepresentadas en el marcado laboral y que les cuesta más encontrar un trabajo, porque tienen menos disponibilidad horaria”, subrayó Botto.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre