Salvaje golpiza de patota a joven y su mamá en Abasto

La imagen de la madre e hijo agredidos por el grupo de violentos

La violencia se hizo presente en el barrio Nuevo Abasto, cuando un grupo de hombres agredió a un joven de 23 años y su madre. Los agresores, que usurpan tierras en la zona, lanzaron exclamaciones xenofóbicas al momento del ataque

Este viernes por la tarde, apenas pasado el mediodía, el barrio Nuevo Abasto se vio sembrado de violencia, cuando una patota integrada por diez personas agredió salvajemente a un joven de 23 años y su madre por la posesión de unos terrenos en la zona.

Luis Tarifa y su mamá Raquel, oriundos de la localidad salteña de Aguas Blancas, fueron interceptados por un grupo de violentos en el lote que se encuentran habitando, y a los gritos de “boliviano hi… de pu…, te vamos a matar a vos y a todos los tuyos. Váyanse de la Argentina”, los golpearon fuertemente, debiendo ambos ser hospitalizados por las lesiones.

Las fotos que acompañan esta nota dejan en claro el nivel de violencia utilizado por los agresores, que no dudaron un segundo en golpear a una señora mayor y a un joven, aún estando éste último tirado en el suelo pidiendo el socorro de las personas que viven en el lugar, que al escuchar el griterío se acercaron para alejar a la patota de la zona.

Tanto Luis como su madre fueron atendidos por personal médico del Hospital Alejandro Korn de Romero, y tras ser curados de sus heridas y de estar unas horas en observación por el avance de los golpes, fueron trasladados a su casa ya sin ningún riesgo para su salud.

El lote en cuestión es uno de los tantos otorgados en 2015 a las familias que ocupaban el lugar, cuando los terrenos fueron expropiados por la Provincia en una ley rubricada en la Legislatura bonaerense por unanimidad para ser destinadas al desarrollo de un plan de vivienda única, familiar y de ocupación permanente, que deberán ser vendidas a sus actuales ocupantes o personas con grave situación de vulnerabilidad.

Los terrenos, que ahora un grupo de violentos busca hacerse en contra de lo que marca la propia ley y que fueron adjudicados a sus legítimos propietarios, se encuentran localizados entre las calles 520 y 530, de 213 a 217 de la localidad de Abasto.

Desde las organizaciones que nuclean a los vecinos del lugar le vienen solicitando al Ejecutivo provincial y municipal que el Estado se haga cargo de la situación, que frene los hechos de violencia xenofóbicos hacia sus habitantes, que se restituya las tierras a sus legítimos poseedores y que se garantice la integridad de las familias del barrio.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre