Pino Solanas: “Macri está perdido, no sabe dónde está parado”

El senador nacional por Proyecto Sur dialogó con Pulso Noticias y criticó con dureza al gobierno de Cambiemos. Además, llamó a votar “cuanto antes” el proyecto de legalización del aborto en el Senado, a la vez que solicitó eliminar el uso de agrotóxicos en las zonas rurales

La Argentina atraviesa uno de los momentos más difíciles desde la crisis política de diciembre del 2001, con una situación económica angustiante para vastos sectores de la población, con una recesión que se agudiza y repercute en un descenso del consumo de las masas populares, que pone en duda la capacidad política del gobierno de Mauricio Macri para hacer frente a la situación.

En diálogo con Pulso Noticias, el senador nacional por Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas, lanzó duras críticas a la administración de Cambiemos, por entender que favorece a los que más tienen en contra de los intereses de los más desposeídos. Además, pidió que el Senado de la Nación vote lo más rápidamente posible el proyecto sobre legalización del aborto, y pidió que las autoridades nacionales eviten el uso de los agrotóxicos en el suelo productivo nacional.

– Ya pasaron poco más de 30 meses del gobierno de Mauricio Macri, ¿cómo analiza la gestión de Cambiemos?

– La Argentina está pasando por una debacle económica, y eso es pura y exclusiva responsabilidad de Mauricio Macri y del supuesto “mejor equipo de los últimos 50 años”, que ha hecho todo al revés y ha llevado al país a una situación donde no hay marcha atrás, quedando plegado al plan económico dictaminado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que lo único que hará es traer un mayor ajuste que como siempre caerá sobre los que menos tienen y peores armas tienen para hacer frente a la crisis. Lamentablemente Mauricio Macri está perdido, no sabe dónde está parado, y a esto lo vamos a pagar más de 44 millones de argentinos con una situación muy crítica para lo que se viene al corto y mediano plazo.

– ¿La crisis económica que atraviesa la Argentina ha devenido en una crisis política en su opinión?

– Históricamente en Argentina las crisis económicas han sobrevenido por una gran crisis política, y eso es lo que atravesamos hoy, no hay ninguna duda de eso. La decisión del gobierno de acudir al FMI, muestra la vulnerabilidad económica y la falta de un plan por parte de Macri, Dujovne, Caputo y todos los que los rodean. La Argentina acude al Fondo porque ya no tiene prestadores en el mercado mundial, y recae en quienes nos llevaron al 2001, lo que marca la desorientación reinante en el Ejecutivo, que quiere echarle nafta al fuego de la conflictividad social, algo inentendible bajo todo punto de vista.

– ¿Cómo cree que serán los meses que se vienen en el país tras el acuerdo con el FMI?

– Me parece que los argentinos todavía no nos hemos dado cuenta de lo difíciles que serán los tiempos que se vienen. El acuerdo con el Fondo trae aparejado un mayor ajuste de las cuentas fiscales, lo que llevará a decenas de miles de despidos en el sector público, una merma en los créditos para las pequeñas y medianas empresas (pymes) que comenzarán a desprenderse de empleados, se incrementarán los tarifazos en los servicios públicos, se resentirán los salarios de los trabajadores con paritarias a la baja, entre otros temas que harán que la vida del ciudadano de a pie, de aquel que vive de un salario fijo, sea cada vez más complicada y difícil. Lamentablemente debo decir que no puedo ser muy optimista ante el panorama que se nos abre a los argentinos con la vuelta al FMI, ya que tenemos en la memoria lo que pasó en los 90, que terminó con la revuelta popular y el fin del gobierno de Fernando de la Rúa en diciembre de 2001.

– Recién usted hablaba de tarifazos y hace unos días renunció Juan José Aranguren al Ministerio de Energía. ¿Cómo analiza la gestión de Aranguren y la del gobierno en materia energética?

– Lo de Aranguren fue patético, la peor gestión en materia energética en décadas. Su salida del gobierno, sumada a las de Francisco Cabrera y Federico Sturzenegger, hacen que Macri quiera descomprimir el disconformismo social echando a los principales responsables y fundamentalistas de elevar las tarifas del gas en un 1.200%, de la luz en un 1.600% y del agua en más de un 500%, creyendo que con eso el malhumor social va a menguar. Aranguren fue un fiel representante de la Shell, a la cual favoreció escandalosamente con diversos contratos que nosotros hemos denunciado ante la Justicia. Tanto él como el Gobierno son responsables de actitudes que pueden considerarse de “traición a la Patria”, ya que han rematado los intereses estratégicos del país al mejor postor, principalmente a los capitales ingleses que tienen negocios en Malvinas, como sucede con el amigo del presidente Joe Lewis, dueño de Edesur y otras empresas ligadas al sector energético.

– ¿En qué sentido se remataron los intereses estratégicos del país?

– Esto puede verse claramente en todas las acciones que llevó adelante Aranguren con el aval del presidente Macri detrás y del inefable jefe de Gabinete Marcos Peña, una de las personas más cínicas que hay hoy en el Gobierno. Hoy en nuestro país el costo del gas y la electricidad no es el que dice el gobierno, de ahí que se hayan negado sistemáticamente a decir cuál es el precio de pozo, porque eso llevaría a que el precio baje drásticamente a nivel local. Lo que se ha llevado adelante es uno de los robos más grandes de la historia política de nuestro país. Los tarifazos en los servicios públicos generaron ganancias extraordinarias para las empresas generadoras y distribuidoras de energía, en su mayoría en manos de empresarios amigos del presidente de la Nación. Fue y es un robo descomunal para los bolsillos de los argentinos.

– Dentro de pocas semanas el Senado de la Nación debatirá el proyecto sobre la legalización del aborto. ¿Cuál es su posición respecto al tema?

– Estoy completamente a favor del proyecto votado en la Cámara de Diputados, y es por eso que vengo pidiendo públicamente al resto de los bloques de la Cámara alta de que se vote cuánto antes y lo más rápido posible el mismo en el recinto. Mi apoyo a la interrupción voluntaria de embarazo no es de ahora sino que viene desde hace muchos años atrás; ya que siendo diputado, en el año 2012, acompañé con mi firma uno de los proyectos que se anticiparon al votado en la Cámara baja de despenalización.

– ¿Cree que esto es un triunfo de la sociedad para consagrar nuevos derechos?

– No tengan dudas de eso, la media sanción conseguida en Diutados se inscribe en la tradición democrática de nuestro país por la conquista de los derechos individuales y civiles. Criminalizar el aborto es un cruel error, porque 50.000 mujeres por año son hospitalizadas a causa de abortos ilegales e inseguros. La Argentina cuenta con una de las tasas de aborto más altas del planeta con el 40%, lo que significa el doble del promedio de América Latina. Debemos cambiar, y es hora que desde la clase dirigente nos demos estos debates tan necesarios. Además, les quiero agregar que esto es el triunfo de la oleada verde de decenas de miles de chicas y mujeres de diferentes edades y procedencias que salieron a la calle masivamente a pelear por sus derechos, y es una victoria que celebraremos con la aprobación de esta ley en el Senado.

– Usted ha sido un incansable luchador por la ecología y el medio ambiente, y lo ha dejado patente en gran cantidad de documentales. ¿Cómo ve el uso masivo de agrotóxicos en el país?

– En mi última película, Viaje a los pueblos fumigados, de reciente estreno, abordo esta problemática. Allí muestro cómo el uso de los agrotóxicos trae funestas consecuencias para la salud de la población, sobre todo para las zonas rurales, las más afectadas por su uso masivo. Es lamentable que el gobierno no le dé importancia a este tema, porque los impactos ambientales son gravísimos, pero como las intoxicaciones por agrotóxicos como el glifosato por ejemplo no se verifican en el momento sino que se dan a lo largo del tiempo, se deja pasar para que unos pocos vivos hagan negocios millonarios a costa de la salud de la población.

– ¿Estamos en uno de los momentos más complicados en materia de agrotóxicos?

– Estamos en un momento complejo, y a eso se le suma que no hay ninguna clase de controles públicos sobre el tema. En todo el país se ha hecho desastre por culpa del uso de agrotóxicos. Se ha fumigado con horror, matando todo, inclusive a los animales domésticos de los que viven al lado de esos campos. El modelo de producción agrícola actual es en gran parte responsable de los peores flagelos que azotan hoy día a esta sociedad. Hoy todo lo que se cultiva automáticamente se fumiga, los cereales, el tabaco hoja por hoja y sin trajes de protección, todas las frutas, la yerba mate, las legumbres, todas las hojas de ensaladas. Todo esto acumula entre 10 a 25 funguicidas y plaguicidas. Es hora de que este modelo se ponga en discusión, si no el futuro de las próximas generaciones está en riesgo.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre