“Unidas podemos cambiar el mundo”

Eli Almic es una rapera de la nueva escena latinoamericana que llega por primera vez a La Plata. En diálogo con Pulso Noticias, habló de su flow visceral, sus comienzos y su hit Brujas, que se convirtió en un himno de las mujeres que luchan

Por Matías Kraber

En su casa no había discos. Pero su viejo era un cantor de boleros románticos que juntaban a Luis Miguel con Alejandro Lerner. Su madre: música cero. Y ella, Elisa, paraba la oreja a las FM de Uruguay y absorbía el pop de los noventa de Shakira, Thalía o Fey con su Azúcar amargo. “Desde niña imitaba a la perfección a las noventeras que estaban ahí a la vuelta”, dice Elisa Fernández, alias “Eli Almic”, quien estará junto con DJ RC este viernes a las 21.30 en La Bicicletería Creación Colectiva (40 y 117).

– ¿Cómo fue tu primer encuentro con la música?
– En mi casa no se curtía mucha música y yo la fui absorbiendo más de la radio. Tipo a los 9 años, cuando salió Pies descalzos de Shakira, me compré el cassette y fue lo máximo: me volví imitadora profesional de Shakira. Así que fui curtiendo música con lo que había y cantaba lo que me gustaba. Pero no me habían dicho si cantaba bien o no cantaba bien. No tenía mucho estímulo de mis viejos en ese sentido.

Eli Almic nació bastante tiempo antes de salir a la luz, según cuenta. En la adolescencia eempezó a rapear un poco después de que dejó de escuchar los hits de la FM. “Empecé a rapear con amigos, a tirar un poco de free style. Después sentía que era muy mala y no seguía. Tampoco tenía amigos raperos”, cuenta Eli de sus primeros pasos indecisos en la música hasta que cumplió 18 años, escuchó a Lauryn Hill y le hizo un click: “Me llegó una referencia directa de hip hop fuertísima. Eso me súper motivó”.

– ¿Cuándo nace tu alter ego: la figura artística de Eli Almic?
– Como Eli Almic arranqué en 2012 más o menos. Antes de eso fue una preparación: tuve otras bandas, un proyectito de banda de rock con el que llegamos a componer unas canciones. A los 15 años tuve una banda de covers con la que no llegué a cantar en vivo. Ahí me empezaron a decir que cantaba bien, la gente de mi entorno o que estaba ahí a la vuelta me tiraba para arriba y entendí que tenía condiciones.

– ¿Cómo es la convivencia entre Eli Almic y Eli Fernández?
– No siento la diferencia de Eli Almic y Eli. Yo soy Eli. Las habrá porque hay siempre una mínima construcción del personaje, pero es muy parecido a mí. Cuando me expreso en las redes o en los toques soy yo… me interesa eso. Podría hacer algo más performático, pero lo puede hacer, ahora acabo de largar un video donde hago algo más performático. Está bueno no perder esa cosa fresca de ser yo; creo que está bueno, me hace sentir muy cómoda y me permite llegar directo a las personas. A las todos nos gusta la gente real, la humanidad, esa es una de mis pequeñas revoluciones.

Eli Almic sacó su primer EP en 2013 titulad Rara vez y lo grabó junto con uno de los DJ referentes de la escena uruguaya: RC, quien se convirtió en su socio perfecto para entrar al mundo del hip hop con el pie pesado de la novedad y un estilo soulero.

– ¿Cómo se dio el cruce con DJ RC y que significó para vos?
– Con RC nos conocimos de manera muy linda. Fue a finales de 2011, yo estaba grabando una canción mía llamada Scape from you; la grabé con DJ CH –otro DJ referente de la escena montevideana- la grabamos así nomás y yo la mandé por mail a personas que tenía cerca. Yo era muy nueva en la escena, entonces me lo encuentro en el cumpleaños de DJ CH, y RC me dice “escuché tu canción, es muy buena”… “ah sí, que bueno, ya tengo un fan” dije yo canchereando. Después me enteré de que es un tipo que tiene pila de experiencia y nombre, es uno de los papás del hip hop acá. Entonces me escuchó y me propuso hacer un proyecto juntos. Siempre con el hip hop como premisa, pero abiertos a explorar con el jazz, el soul, con ritmos más clásicos que pegan con el hip hop. Casi todo lo he hecho con RC, y me ha dado un estilo más clásico, un beat más soulero. Eso definió hasta ahora lo que he hecho. Más old school. Pero también pienso que hay muchas Elis por venir. Me sirvió mucho que me diera seguridad. Que uno de los DJ más zarpados me rumbeara. Él me enseñó cosas de estructura.

Al aguzar el oído en la música de Eli Alic se puede apreciar un abanico de ritmos que tienen el poder negro y la fuerza del flow de Eli, que dice poesía todo el tiempo. Una poesía comprometida con la realidad social que vivimos en el continente y sobre todo con el empoderamiento de la mujer en las luchas por la igualdad de derechos.

“Para mí está re bueno laburar con lo personal, más en este momento donde hay tantas cosas para hablar, como el aborto que sigue siendo tabú en muchísimos lugares. Es heavy, capaz que querés hacer una canción del aborto y te da miedo. Pero capaz que llegó el momento de que lo hagamos y que hagamos pública nuestras experiencias para concientizar y animar a otras personas. De repente hay gente que necesita esa referencia o guía”, cuenta Eli, quien este marzo de 2018 lanzó su sencillo Brujas, que se convirtió en un himno de la lucha de las mujeres en Argentina y en distintas partes de Sudamérica con una frase loopeada muy poderosa: “Somos las nietas de todas las brujas que no pudiste quemar”.

– ¿ Qué te sucede cuando ves que tu canción Brujas identifica a millones de mujeres en Sudamérica?
– Es muy loco lo de Brujas. Me he ido sorprendiendo y al mismo tiempo no. Me he ido dado cuenta de que la música tiene un alcance impresionante, a veces no entendés por qué una canción tuya puede servir para algo tan grande. Brujas tiene impacto porque con los femicidios que ocurren es un tema de mucha actualidad, porque está muy jodida la mano. Imaginate, no me puedo sentir más agradecida por que miles de mujeres se sientan identificadas con las palabras que elegí y que usen mi canción para la lucha… me motiva a seguir escribiendo, a seguir pensando.

– ¿Cómo nace Brujas?
– Si bien hace mucho tiempo quería escribir sobre el tema, el año pasado en una semana mataron a dos niñas en Uruguay: Brisa y Valentina. Salió en todos lados. Que sean niñas, la fragilidad, no entender cómo este mundo está tan enfermo, me empujó a crear. Siento que venía evadiendo un montón de cosas, antes de eso A veces evado y no me voy a hacer la que no… a veces no me entero de alguna muerte, o no voy a una marcha. Pero cuando me enteré de eso me dije “no puedo no hablar de esto”.

– ¿Qué pensás del momento histórico que viven las mujeres de Argentina, Chile y Uruguay como protagonistas de un cambio?
– Me parece buenísimo que nos unamos de verdad. Más allá de las redes. Es muy lindo el feminismo, me siento muy parte de eso, a mi manera. Hay cosas en las que capaz que tengo mi propio punto o no lo tengo claro y prefiero seguir pensando, pero me parece alucinante que esté pasando esto: el sistema nos quiere enemigas, nos quiere compitiendo por quién es la más linda o por quién se lleva el tipo más lindo. Sin embargo empezamos a entender que es al revés: que es unidas que podemos cambiar el mundo.

Para escuchar Eli Almic:

https://elialmicdjrc.bandcamp.com/album/hace-que-exista

Para reservar el show:

https://www.facebook.com/events/622585178085549/

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre