Riddim: reggae y amor para sobrevivir las crisis

La banda, referente del género en el país, se presenta el sábado en Lucamba. A semanas de sacar nuevo disco, Pety, su cantante, le dijo a Pulso Noticias: “Hay una energía positiva por todo lo que se viene”

A punto de sacar un nuevo disco, Riddim, una de las bandas de reggae más importantes del país, se presentará este sábado en Lucamba (67 y 117) a partir de las 22.30 horas para tocar algunos de sus nuevos temas, pero también sus clásicos y los covers que hicieron conocidos. En diálogo con Pulso Noticias, Pity, cantante de la banda, dijo que “hay una energía buena, copada y positiva en el grupo por todo lo que se viene”.

El disco se llamará Real, saldrá en julio o agosto, y como adelanto ya hay dos canciones sonando en las redes y plataformas digitales. El primero, Africa Land, fue filmado el año pasado por Pety y su compañera en Etiopía, una viaje que se convirtió en una experiencia intensa para el cantante.  “Es un lugar mágico, me abrió mucho la cabeza. No es turístico, ahí se respira espiritualidad y otras vivencias”, aclaró.

Seguir eligiendo, 20 años después

Habiendo iniciado su vida artística en 1996, Riddim supo telonear a The Wailers, la banda de Bob Marley en visita a la Argentina, y tocar con grandes músicos y referentes del género. En el camino “hubo mucha gente que ya no está, y el recambio hizo que se renueven las energías constantemente”. El último disco de estudio (2012) y el que grabaron en vivo (2016) marcan “un crecimiento notorio con respecto a sus primeros años. Pero seguimos respetando el género de raiz, el más rico en sonido, que explotó en los 70 en Jamaica y Reino Unido. Es el que más nos gusta, y con tantos años encima, seguimos eligiendolo”, afirmó el músico.

Además, el Pety se mostró “sorprendido” por el gusto “exquisito” y la calidad de los más jóvenes que eligen el reggae como legado y misión, y señaló que “el género sigue latiendo, la gente sigue yendo a los recitales”. Se sobrevive al paso del tiempo, a las modas, pero también a las crisis. Aunque siendo una banda de 12 o 15 músicos, como es el caso de Riddim, a quienes les gusta tocar con frecuencia. “Hasta juntarse a ensayar es un problema logístico”.

Sin embargo, hay prioridades que Pety, sus compañeros y su público tienen en claro: “Lo que mueve a la banda es el amor por lo que hacemos, por el mensaje, por el sonido que queremos lograr. Cuando las cosas se hacen con amor, lo económico queda en segundo plano, aunque haya que ajustarse”.

Comentarios