Las pibas del básquet platense quieren su selección

Las mujeres en el deporte vienen ganando batallas, creciendo mes a mes y obteniendo lo que se proponen. Claro que no es fácil, porque hasta hace un tiempo, estaban destinadas a practicarlos solamente por hobby.

De un tiempo no tan lejano a esta parte, ese destino comenzó a cambiar tanto que por ejemplo en el fútbol ya dieron un paso hacia la profesionalización. Amén de esto, son muchas las áreas, distintos los deportes que cuentan con carencias y más las batallas a disputar. Un ejemplo de esto es el básquet femenino de nuestra ciudad que hoy por hoy se encuentra en la búsqueda de que se conforme el seleccionado, lo cual no solo sirve para que las mejores jugadoras tengan la posibilidad de ser distinguidas si no que además mejora la calidad del torneo y de las chicas.

En este sentido vale recordar que el básquet femenino es de los pocos deportes que se desarrolló casi al mismo tiempo que el masculino y, singularmente, con reglas de juego que, aunque inspiradas en las originales del baloncesto masculino, fueron adaptadas a las características motrices de las primeras jugadoras y evolucionaron por separado hasta el último tercio del siglo XX.

Desde este medio mostramos estas realidades, difundimos las luchas por la inserción laboral de mujeres en el mundo de la naranja y por la igualdad social. La realidad está clara, no se puede tapar al sol con la mano, las pibas quieren jugar y les corresponde.

Comentarios