Niños en jaulas: Trump cede ante la presión internacional

Tras las críticas, el presidente de EE.UU. puso fin a su política de separación de familias de indocumentados, pero insistió con la construcción de un muro en la frontera. La inmigración, en debate

¿Qué une al Papa Francisco con Barack Obama, Theresa May, Ricky Martin y las organizaciones de Derechos Humanos de todo el mundo? Un enemigo en común: Donald Trump.

El presidente de Estados Unidos fue criticado dentro y fuera de su país luego de que se divulgaran fotos y videos de niños inmigrantes encerrados en grandes jaulas de instalaciones ubicadas en Texas, llorando y pidiendo por sus madres. Las imágenes sensibilizaron a todos y, por primera vez en mucho tiempo, Trump tuvo que dar marcha atrás. Sin embargo, insistió con su política de tolerancia cero a la inmigración.

La foto de la polémica

“No me gustó ver a las familias separadas”, dijo Trump en la ceremonia de firma del decreto, limpiando las culpas. Entre el 5 de mayo y el 9 de junio, 2.342 niños fueron separados de sus padres, a quienes se procesó con cargos criminales y se envió a otros centros carcelarios. La política, aseguraron en la Casa Blanca, tenía el objetivo de desincentivar la llegada de inmigrantes ilegales.

Pese a reconocer que “esas imágenes afectan a todo el mundo”, el mandatario dijo: “Tenemos que mantener la firmeza o nuestro país se verá desbordado por el crimen”, asociando una vez más criminalidad con la inmigración.

Presiones al Congreso

El decreto, sin embargo, no era necesario para evitar la separación de familias, ya que la situación actual se había generado con un cambio de política oficial. El fiscal general del Estado, Jeff Sessions, había ordenado que todos los inmigrantes detenidos sin “papeles” fueran procesados con cargos criminales, y eso es lo que llevó a que les quitaran los chicos al mandarlos a un centro penitenciario. Hasta ahora, a los indocumentados detenidos se les imputaban por lo general cargos civiles.

Pese a todo, Trump responsabilizó a los demócratas por la situación, asegurando que son las leyes aprobadas por el Congreso bajo presidencias demócratas las que han generado la situación actual. En realidad, lo que está buscando es presionar para que se vote una ley migratoria más restrictiva y para que aprueben un megapresupuesto para la construcción de un muro en la frontera con México.

Las críticas

Theresa May, primera ministra británica: “Las imágenes de niños encerrados en lo que parecen ser jaulas son profundamente perturbadoras. Esto está mal, no es algo con lo que estemos de acuerdo, no es el enfoque del Reino Unido”.

Papa Francisco: “Es contrario a nuestros valores católicos, y es inmoral. No es fácil, pero el populismo no es la solución”.

Ricky Martin: “Todo ser humano merece ser tratado con dignidad y respeto independientemente de su estado migratorio. Esto nos recuerda los tiempos de la Alemania nazi”.

Barack Obama: “¿Somos una nación que acepta la crueldad de arrancar a los niños de los brazos de sus padres, o somos una nación que valora a las familias y trabaja para mantenerlas unidas?”.

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre