Clarín realiza despidos masivos con protección policial

Foto: Mariano Martino

Es el conglomerado mediático que más pauta oficial recibe en el país pero sin embargo aduce tener “desequilibrios” producto de la modernización de sus plataformas. Hoy anunció el despido de al menos 56 trabajadores y trabajadoras del periódico y del diario Olé, quienes no pudieron entrar a la empresa, vallada desde la madrugada. El Sindicato de Prensa de Buenos Aires convocó a una asamblea extraordinaria en la puerta para este mediodía

El inmenso vallado y la presencia policial en el edificio de AGEA instalado esta madrugada preanunciaba lo que ocurriría horas más tarde: la empresa que edita los diarios Clarín y Olé -entre otros productos- decidió realizar despidos masivos esta mañana en ambos periódicos, aduciendo supuestos “desequilibrios” producto de la modernización de sus plataformas.

Nada nuevo bajo el sol. En el año 2000 con la misma excusa cesó los contratos de 117 trabajadores y trabajadoras, entre los que se encontraban los delegados y delegadas gremiales, a quienes no podía despedir dado que tienen inmunidad gremial. En aquel momento gobernaba Fernando De La Rúa y la Ministra de Trabajo era Patricia Bullrich, quien hoy como Ministra de Seguridad le otorgó la protección policial necesaria para enfrentar cualquier protesta que se pueda producir.

La Comisión Interna Gremial de AGEA, explicó esta mañana: “56 trabajadores fueron despedidos este miércoles 17/4 de AGEA, la empresa editora del diario Clarín y las publicaciones Olé, Ñ, Viva, ELLE, Genios, PyMes, así como responsable de servicios como 365 y ArgenProp, y parte del Grupo Clarín, el más poderoso conglomerado de medios de la Argentina. El brutal ajuste llegó sin mediar aviso para los compañeros ni establecer ningún tipo de diálogo al respecto con los representantes gremiales y frente a un operativo de seguridad inusual en el edificio de la calle Tacuarí”.

El Grupo Clarín es el conglomerado mediático que más pauta oficial embolsa del Gobierno nacional. Sólo entre 2016 y 2018 recibió $1.453.109.943. Sin embargo, y de manera inexplicable, la empresa aduce supuestos “desequilibrios” producto de la “transformación digital” que ha encarado la compañía.

“Este esquema nos obliga a renovar puestos de trabajo, a sumar nuevas capacidades y también a redimensionar áreas para asegurar una transición equilibrada, que no ponga en riesgo la operación general de la empresa. Se abrieron en este marco procesos de retiros voluntarios con condiciones superiores a las de mercado, pero aún persisten desequilibrios que obligan a AGEA a una reducción en su plantel”, indicó la empresa en un comunicado interno a sus empleados.

Detrás del vallado instalado en la puerta de la empresa, esperan a los trabajadores y trabajadoras guardias de civil y policías, quienes son los encargados de mirar un listado y decir quién entra y quién no. Así se entera el personal si sigue teniendo trabajo o pasa a engrosar el porcentaje nacional de la desocupación. Como en toda su historia, el grupo Clarín no tiene piedad: entre los despedidos se encuentra un empleado que estaba de licencia por paternidad, cuyo hijo nació ayer.

Ante esta situación, la Comisión Interna Gremial del Sindicato de Prensa de Buenos Aires convocó a una asamblea extraordinaria para este mediodía para la cual solicitaron “el apoyo de todos los colegas de los medios de comunicación, de nuestros compañeros del gremio de prensa, así como de todo el arco sindical, político y social”.

Comentarios