El movimiento estudiantil volvió a la calle

Fotos Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

Unos 300 estudiantes de la UNLP se movilizaron por el centro de la ciudad para pedir más bocas en los comedores y que se reabran las becas de bienestar que otorga el Rectorado. Además movilizaron a Obras Públicas porque consideran que la Provincia aún no otorga de manera clara los aportes para el Boleto Universitario

Por Ramiro Laterza

A pesar del clima político que vive la ciudad, con trabajadores detenidos, un tenso Concejo Deliberante, grandes embotellamientos para quienes se transportan en autos y colectivos; en el mundo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) todavía los motores no habían arrancado en su totalidad. Luego del curso de ingreso, las clases comenzaron con tranquilidad a pesar de los pocos días de paro que realizaron los profesores de la academia hasta alcanzar el acuerdo salarial.

Durante la mañana de este jueves el movimiento estudiantil volvió a la calle para pedir a las autoridades del Rectorado y de la Subsecretaría de Transporte provincial, ciertas mejoras en los beneficios que estas instituciones otorgan para ayudar al paso de los estudiantes del interior en La Plata, para vivir, comer, y dirigirse a las diferentes facultades.

La concentración comenzó en las puertas del Rectorado, ya que el Prosecretario Político de la UNLP, Fernando Lorente, recibió a un grupo de delegados y delegadas de las agrupaciones que dirigen la Federación Universitaria de La Plata (FULP).

Luego de dicho encuentro, los estudiantes se encolumnaron y movilizaron hacia el Ministerio de Obras públicas de 7 y 59, donde pidieron ser recibidos por funcionarios de la Subsecretaría de Transporte Provincial.

Carla Giles, presidenta de la FULP por parte del Miles, y estudiante de Psicología, explicó que al rectorado le pedían la extensión de las becas que otorga la UNLP y que cerró la inscripción en marzo: “Entendemos que muchos compañeros dependen de las becas, del comedor y del boleto, necesitamos permanecer y todo está aumentando”. Además pedían la apertura de otra boca de comedor que tenga turno noche, ya que hasta ahora uno solo lo otorga.

Por otro lado, la movilización a la Subsecretaria de Transporte, fue por el pedido de una Audiencia Pública para trabajar el boleto universitario y la ley que se aprobó en 2015: “si bien se acreditó hoy una carga de $810 en la SUBE de los estudiantes que lo pidieron, no llega aun a los 45 viajes que dice la ley”, explicó Carla.

Finalmente, en el Rectorado los funcionarios se comprometieron a la apertura en otra sede del comedor turno noche “próximamente”; mientras que también se propusieron “trabajar de acá a una semana la extensión en la venta de tickets en términos de horarios y distribución de la sedes”. Finalmente y como mayor logro, se permitió que la inscripción de las becas universitarias puedan ser durante todo el año.

Desmayos por hambre en Medicina

En la Facultad de Medicina ingresaron 7000 nuevos estudiantes, cuatro mil en Medicina y tres mil en la Escuela de Recursos Humanos – EURHES. “Al haber echado a la Hoja de Roble, hoy hay un aire distinto, ya que desde el año pasado el ingreso es libre”, introdujo a Pulso Noticias el presidente del Centro de Estudiantes de Medicina, Imanol Ortíz, que está en tercera año de la Facultad. Sin embargo, reveló que “hoy se siente mucho la situación económica: la semana pasada diez alumnas de una cátedra se desmayaron por no almorzar”, lanzó… “Son cosas que se empiezan a ver producto de la crisis que empieza a afectar a la clase media”, opinó.

Para Imanol, esto sucedió porque “el Comedor Universitario no da abasto, comer es todo un presupuesto para el estudiante, además del viaje en colectivo, las fotocopias, etc”.

Respecto al transporte explicó que el Tren Universitario, que el año pasado se usaba relativamente poco, “este año no da abasto para llevar a todos los estudiantes que vienen del Conurbano a estudiar a Medicina, sobretodo que es mucho más accesible que el boleto en colectivo”, aseguró.

Además resaltó el esfuerzo de los estudiantes de las carreras de la EURHES, que son Nutrición, Enfermería, Obstetricia, Tecnicatura en Prácticas Cardiológicas, ya que no cursan en un solo lugar sino que lo hacen en Berisso, en el Hospital El Dique, en el Hospital San Martín, en la sede central de la Facultad, y también en su otro espacio en 7 y 63.

Antropología de la movilización

Al momento de prepararse para movilizar, pasando el mediodía, la columna estaba encabezada por la Federación Universitaria de La Plata, que actualmente está dirigida por el MILES y Patria Grande, por eso encabezaban centros de estudiantes como los de Bellas Artes, Humanidades, Trabajo Social; acompañando dicha conducción de la FULP, están , entre otros, Liberación, CEPA y la JUP, por eso venían detrás los centros de Naturales, Ingeniería, Informática, y Periodismo, respectivamente. Detrás de todos estos centros y agrupaciones del espectro nacional y popular, venían las organizaciones de izquierda, con el Centro de Estudiantes de Arquitectura y las organizaciones del Frente de Izquierda (PO y PTS), el CAUCE y el Nuevo Mas cerrando la columna. Lo llamativo es que, a diferencia de otras movilizaciones de sindicatos y de derechos humanos, entre otras, las banderas no estaban acomodadas por gremio sino por conducciones políticas.

Comentarios