Dolor de familiares de los choferes presos de la Línea ESTE

Fotos María Paula Ávila (Pulso Noticias)

“Tratan a mi hijo peor que a un delincuente”, aseguró el padre de uno de los cuatro choferes que están presos dos años después del conflicto. Hubo concentración en las puertas de Fiscalía, donde diferentes sindicatos, movimientos y partidos políticos de la izquierda expresaron el repudio por esta criminalización de la protesta

Una importante cantidad de militantes, de movimientos sociales, gremios, partidos de izquierda y estudiantes se acercaron a las Fiscalías de 8 y 56 para acompañar a los familiares de los cuatro trabajadores del transporte detenidos hace 7 días. Se trata de Sebastián Mac Dougall, Emanuel Lazzaro, Pablo Varriano y Luciano Fiocchi, exchoferes de la Línea ESTE que están presos desde hace siete días a pedido de la Fiscal Virginia Bravo.

El padre de Emanuel habló con la prensa mientras la gente se agolpaba en la vereda de la institución judicial y expresó: “mi hijo no es delincuente: él estuvo trabajando en la Línea ESTE y por un reclamo de hace dos años lo fueron a buscar a mi casa, la DDI se lo llevó esposado”, describió. Luego fue trasladado a la comisaría de Villa Arguello.

“Emanuel es la primera vez que entra a una comisaría y se lo está tratando peor que un delincuente, y a los padres también, no nos dejan verlo en las condiciones que se deberían”, criticó con angustia en la voz. “Y cuando hablo de mi hijo también me refiero a los otros tres que también la están pasando muy mal”, explicó.

“Hace dos años que los choferes de la ESTE se quedaron sin trabajo… ¿qué peor castigo le pueden dar? ¿Por pedir un baño y por pedir que no trabajen 16 hs ahora están presos?”, se preguntó retóricamente. “Nos están diciendo que pueden quedar presos de 8 a 14 años…nosotros de política no sabemos, pero es una locura que le quieren poner un brazalete en la pierna para ir a la casa… no tengo más palabras”.

Entre todos los familiares, amigos, y militantes políticos en solidaridad con los choferes presos, estaba Ezequiel Carone, quien fuera la cara visible de aquel conflicto en 2017, encarado por un grupo de choferes de la Línea urbana que viaja hacia el barrio de Villa Elvira y Aeropuerto; él era el delegado que comunicaba las buenas y las malas en cada uno de los días de conflicto.

El hombre describió a Pulso Noticias la sensación respecto a sus compañeros detenidos: “una impotencia barbará, sabiendo que nosotros peleamos por los mínimos derechos laborales, después de dos años cuando la causa ya se estaba cayendo que la levanten y lleven presos a cuatro compañeros sin haberlos citado a declarar siquiera, es terrible”.

Expresó además que “esta noticia le pegó a todo el mundo, tanto a los trabajadores que están adentro (de la empresa)y los que están afuera”. “Estamos buscando la forma de que los liberen, son gente de laburo y están en un ambiente que no conocen, entonces la idea es que los liberen lo mas rápido posible para que no tengan perjuicios en sus vidas y su manera de ser”, dijo Ezequiel.

Otro de los espacios presentes en solidaridad fue el de los choferes de la Línea 60, de Ciudad de Buenos Aires, quienes desde hace una década llevan adelante un proceso de auto-organización y de conflictos con la empresa por diferentes reivindicaciones.

Nestor Marcolin, uno de los delegados, expresó a Pulso Noticias que significa “una gravedad terrible meter en cana a trabajadores por reclamar, es para aleccionar trabajadores… no nos sorprende pero tiene una gravedad extrema”, indicó con preocupación.

Finalmente, tras un acto donde hablaron diferentes referentes gremiales, se realizó una movilización hacia la Procuraduría y se preparó una reunión para ver cómo continuar las medidas para lograr la liberación de los choferes.

Comentarios