Familiares de Lucas Lin pidieron “que los responsables vayan presos”

Esta tarde se movilizaron al cumplirse dos meses de la tragedia ocurrida en la colonia del Colegio Lincoln. En la Justicia se da por hecho que “las normas no se cumplían”.

Esta tarde, familiares y amigos de Lucas Lin, el niño que falleció ahogado en la pileta de la colonia que el Colegio Lincoln posee en 518 y 137, se movilizaron en la ciudad al cumplirse dos meses de la tragedia.

En ese marco reclamaron que “el colegio diga la verdad, que no tapen las cosas y que los responsables vayan presos”. La marcha partió desde el supermercado que posee la familia Lin, y se dirigió a la sede de las fiscalías platenses.

Foto: Nicolás Braicovich

Según le indicaron voceros judiciales a Télam, la investigación que lleva adelante la fiscal penal de La Plata Cecilia Corfield “avanza en cuanto al análisis de pruebas y también mediante la indagatoria a docentes y empleados que no estaban ese día en la pileta o con los chicos pero que sí pertenecen a la colonia, para establecer la dinámica del trabajo”.

En la causa están procesados el guardavidas Martín Argüelles por el delito de “abandono de persona seguido de muerte”. La misma calificación le imputó a la profesora Carolina Muro, que estaba a cargo del grupo de chicos donde se encontraba Lucas, en tanto que el encargado de la Colonia, Marcos Echaniz, está procesado por “homicidio culposo”.

Según indica Télam, una fuente cercana a la investigación detalló que, con los testimonios hasta ahora recogidos, se confirmó que “las normas mínimas no se cumplían”, pero aclaró que resta investigar pruebas y analizar el descargo de los procesados.

“Estamos produciendo y analizando pruebas, por ahora los responsables del colegio no tienen responsabilidad pero la fiscal no descarta citarlos en algún momento”, agregó la fuente.

Echaniz, el encargado de la colonia, indica la agencia que aseguró en su declaración que “no era su responsabilidad controlar a los guardavidas ni dar órdenes”, mientras que el guardavidas Argüelles optó por guardar silencio ante la fiscal.

En cambio, Carolina Muro dijo que era “un descontrol el trabajo”. “Reveló que estaba sola al cuidado de 17 chicos y que hizo el reclamo y nadie le dio bolilla”, recordó la fuente.

Foto: Nicolás Braicovich

Por su parte los abogados de la familia Lin solicitaron la renovación de la medida cautelar que les prohíbe a las autoridades del colegio tener cualquier contacto con ellos.

“La familia recibía llamados con ofrecimientos para que reduzcan su exposición pública, también les ofrecieron distintos beneficios, hasta incluso becar al otro hijo en el colegio o plantar un árbol en la vereda de la institución en homenaje a Lucas lo que fue tomado por la familia como una manera de hostigarlos”, dijo a Télam una fuente judicial.

Comentarios

- Advertisement -