Gimnasia recordó a sus deportistas desaparecidos

El club homenajeó a sus deportistas detenidos-desaparecidos en el Espacio de la Memoria, ubicado en el Estadio Juan Carmelo Zerillo. El acto se realizó el viernes por la tarde

(Con información del sitio oficial de Gimnasia)

Gimnasia recordó una vez más a sus deportistas desaparecidos: Antonio Piovoso, Miguel Sanchez, Luis Ciancio, Pedro “Bocha” Disalvo y Gustavo Ogando; estos dos últimos fueron jugadores de vóley. Las familias fueron recibidas por la Subcomisión de Cultura y Museo, e integrantes de la Comisión Directiva, y brindaron una charla donde se recordó la vida de cada uno, su paso por la institución y se reflexionó sobre el rol de los clubes en la construcción de las historias. Los cinco defendieron los colores de la institución en la década del 70, tres en fútbol y dos en vóley.

Antonio Enrique Piovoso: fue desaparecido el 6 de diciembre de 1977 en la Galería Williams (8 entre 48 y 49, La Plata). El “Tano” pasó a Gimnasia a principios de la década del ‘70 y en 1973 tuvo la chance de jugar en la primera división del fútbol argentino ante: Argentinos Jrs, All Boys y Rosario Central; en los tres partidos ingresó en el complemento, reemplazando a su ídolo, Hugo Gatti, en dos ocasiones y a Daniel Guruciaga. Luego de esos encuentros en el Lobo, su vida tomó otro rumbo y se enfocó en sus estudios en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de La Plata, donde le faltaban pocas materias para recibirse, además de jugar en el interior de la provincia de Buenos Aires los fines de semana. Es el único jugador de primera división desaparecido.

Luis Alberto Ciancio: Fue desaparecido el 7 de diciembre de 1976. Llegó a Gimnasia en pre-novena y jugó hasta la tercera.

Miguel Sanchez: Llegó a principios de los 70 a Berazategui desde Tucumán. Jugó hasta la Cuarta División en Gimnasia y luego, por cuestiones ligadas a su trabajo en el Banco Central, tuvo que dejar la práctica del fútbol y se dedicó al atletismo. El 8 de enero de 1978 fue secuestrado por un grupo comando del Ejército en su casa del barrio Villa España, en Berazategui, cuando tenía 25 años.

Pedro “Bocha” Disalvo: Era muy hábil para los deportes, pero su pasión lo llevó a jugar en su adolescencia al voley. Jugó durante su formación en Estudiantes y, luego Horacio Caro Betelu, quien lo conocía de toda la vida, lo trajo a Gimnasia. En el Lobo estuvo desde principios de 1976, hasta el 30 de junio de 1977, donde entrenó por última vez en el Club, cuando un grupo de las fuerzas armadas lo esperó en su casa y lo secuestró en la madrugada del 1/7.

Gustavo Ogando: Jugó al básquet en el Club a mediados de la década del 70, luego empezó a jugar al voley. Fue estudiante del Colegio Nacional de La Plata y estudiaba medicina en la Universidad Nacional de La Plata, pero tuvo que alejarse de la ciudad en 1976 y estuvo viviendo en Lomas de Zamora, hasta el 13 de mayo de 1977 cuando fue secuestrado junto a María Victoria Navajas Jáuregui, su esposa. Aún continúa desaparecido.

Comentarios

- Advertisement -