Lugones, el provocador del clásico platense

El titular de la Aprevide (Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte) se metió de lleno en la previa de un nuevo derby de la ciudad y generó malestar en ambas parcialidades

Una nueva edición del clásico platense comenzó a jugarse en todos los rincones de la ciudad. Mientras los entrenadores le dan forma a los equipos y los hinchas comenzaron con las chicanas y las apuestas quien tomó mayor protagonismo es quizá la persona menos indicada.

Se trata de Juan Martín Lugones, titular de Aprevide (Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte) quien, no sólo no asumió su rol de prevención sino que echó leña al fuego: prohibió a los hinchas de Estudiantes que ingresen con banderas alusivas al 7-0 del año 2006, algo que jamás provocó ningún inconveniente de parte de los hinchas del Lobo, más allá de tener que tolerar las eternas cargadas.

Según Lugones, las banderas podrían generar discordia a pesar de que los hinchas del Lobo verán el partido por TV. La medida es insólita, ya que ni siquiera se produjeron grandes desmanes mientras se disputó aquel histórico clásico, con lo cual la prohibición no hace más que agigantar la figura de aquella goleada y que el tema tome mayor relevancia.

“Estudiantes es un gran campeón y no es necesario permitir provocaciones”, aseguró Lugones, en diálogo con el programa radial Fútbol Viejo Nomás. Aunque aclaró: “No vamos a perseguir a personas con remeras en referencia al resultado”. Lugones remarcó que la medida caerá con especial atención sobre los barras: “No vamos a prohibir el ingreso a un padre que quiera llevar a su hijo con una remera del 7 a 0. Sí vamos a estar atentos a los violentos de siempre”.

Pero, como si algo le faltara a Lugones, expuso públicamente la decisión de la dirigencia de Estudiantes de no recibir a los hinchas del Lobo: “La dirigencia de Estudiantes eligió que sólo haya presencia de simpatizantes locales”. Para los dirigentes del Pincha dicha declaración no fue más que una provocación, ya que es sabido que ninguno de los clubes recibe público visitante en los clásicos.

“Es una lástima, el Estadio Único reúne las condiciones ideales para recibir público de ambas parcialidades pero tal como se acordó en su momento la potestad de querer o no es del club local. Podemos sugerir, preguntar, pero no decidimos”, cerró Lugones.

Comentarios

- Advertisement -