Acusan a Vidal de tergiversar la realidad de una escuela platense

Docentes, auxiliares y el equipo directivo de la Secundaria Nº45 de Altos de San Lorenzo repudiaron la utilización que se hizo del establecimiento por parte de la Gobernación, que fraguó en un spot publicitario lo que realmente sucede en el colegio. “Lo que se muestra ahí no es nuestra escuela ni nuestra realidad cotidiana”, señalaron

La comunidad educativa de la Escuela Secundaria Nº45 de Altos de San Lorenzo emitió una declaración para denunciar la utilización que el Gobierno provincial realizó del establecimiento para  armar un spot publicitario que pretende mostrar “los aciertos” de las políticas educativas de la administración de María Eugenia Vidal.

La declaración firmada por los docentes, auxiliares y el equipo directivo del colegio, comienza diciendo “este es el frente de nuestra escuela”, aludiendo a la foto que ilustra esta nota, y luego sigue: “aparece en el spot de Vidal que empezó a circular en los últimos días, un spot mentiroso que presenta una realidad muy diferente a aquella que vivimos cotidianamente quienes trabajamos en la escuela pública . La nuestra es una escuela secundaria, no es una escuela primaria como se muestra en el spot, los alumnos no concurren con guardapolvo ni tienen la edad de los chicos que se muestran allí”.

En ese marco, señalaron que al igual que lo sucedido en el caso del Jardín Nº986 de Los Hornos, “el edificio de nuestra escuela fue usado para montar una escuela que no es la nuestra, una escuela primaria ficticia con chicos con guardapolvos impecables y mochilas nuevas que nada se parecen a los guardapolvos y mochilas de los niños que concurren a la escuela primaria que se encuentra a pocas cuadras en el  mismo barrio, un barrio altamente vulnerable y con muchas necesidades sin resolver”.   


“La filmación del spot se realizó durante el receso escolar, en el marco de la Escuela Abierta de Verano que desde hace tres años funciona en nuestro edificio, y para ella se utilizó a  los niños del barrio que asisten a la misma. En ese marco llegó muy temprano un equipo de filmación que, al igual que en el caso de Los Hornos, incluyó extras y un abundante catering para la gente del equipo pero nada para los chicos y que no sólo disfrazó a los chicos sino que también pretendió quitar de las paredes las producciones que hacemos con los alumnos durante el año para que todo se adapte mejor a lo que ellos querían mostrar”, expresaron.

A su vez, fueron tajantes: “Nada de lo que se muestra en el spot refleja la realidad de nuestra escuela ni de la Escuela de Verano, como tampoco la de la escuela pública”. Según explicaron, la escuela de verano en este caso funcionó para 130 chicos para los cuales se designaron solamente cuatro docentes. “Esos 130 chicos debieron  compartir dos piletas de lona, que se turnaban para usar, y que no fueron enviadas por la Dirección General de Escuelas sino que llegaron a través de donaciones conseguidas por el director. ¡¡Donaciones!! Al igual que fueron donaciones los regalos que se les dieron a los niños para Reyes. Esta Escuela de Verano se sostuvo principalmente gracias al esfuerzo del director y los docentes, como sucede durante el resto del año en el caso de la Secundaria 45”, remarcaron.

A la hora de describir lo que concretamente sucede en el colegio, indicaron: “nuestra realidad durante el año es la escuela que se inunda cuando llueve, las paredes con humedad, la falta de aulas al punto de tener que usar el laboratorio u otros espacios para las clases cotidianas, los días sin clases por pérdidas de gas, los ventiladores o estufas que no funcionan, la escuela que lucha para que no nos cierren cursos, sólo por mencionar algunas cosas. Somos los docentes, los directivos y los auxiliares los que durante todo el año sostenemos la escuela a pesar de todas estas condiciones”. “Por todo esto, nuestra  escuela y su comunidad no merecen ser usados para un spot político, un  spot lleno de mentiras no sólo en lo que dice sino también en lo  que muestra. Lo que se muestra ahí no es nuestra escuela ni nuestra realidad cotidiana, una primaria falsa con niños con guardapolvos y  mochilas que ni siquiera pudieron conservar después de la filmación, que fueron sólo para la foto”, afirmaron, y concluyeron: “Simplemente Vidal miente”.



Comentarios

- Advertisement -