“Estamos cansados de que nos quiten las herramientas de trabajo”

La Municipalidad les quita permanentemente sus caballos, pero no les da otra alternativa para trabajar: restringe la entrada de más recolectores urbanos al sistema de reciclado que no utiliza transporte equino y encima desde diciembre no les renueva el contrato a las 50 personas que ya trabajan bajo esa modalidad. Hoy realizaron un corte en la Autopista La Plata-Buenos Aires ante la falta de respuestas. Denuncian además un constante maltrato por parte de la policía

A fines de 2017 la Municipalidad había alcanzado un acuerdo con la Federación de Cartoneros, Carreros y Recicladores de la ciudad para disminuir el uso de caballos, generando como alternativa el desarrollo de un sistema de “reciclado con inclusión social”. De esta forma, se firmó un contrato por el cual 50 personas se comprometieron a dejar de utilizar los animales para ingresar en el mencionado programa, bajo una retribución salarial de $3.500.

En ese marco, la Federación diseñó un sistema de carritos tirados a mano, que van por el centro de la ciudad, y cuando llegan a Plaza Rocha o Italia, un camión carga los materiales y los lleva al predio de reciclado -denominado “El Orgullo de las y los Cartoneros”- que está ubicado en 144 entre 47 y 49. Allí se reciben por la mañana las bolsas verdes que recoge ESUR, que son trabajadas por el primer turno (de 9 a 15), y luego por la tarde el segundo grupo (de 17 a 23) toma los materiales que juntan los carreros, cuando llegan los mencionados camiones. Según informaron, por día llegan a procesar más de 2 toneladas de material reciclable a través de un trabajo de separación, clasificación y venta del mismo.  

El compromiso con la comuna era ir ingresando progresivamente más trabajadores a ese sistema, ya que es la única forma de continuar disminuyendo el uso de equinos, herramienta indispensable para el trabajo de los restantes carreros que no pudieron entrar en ese programa, que se calcula son entre 650 y 1000. Sin embargo eso nunca ocurrió. Por el contrario, desde fines del año pasado los operativos de la Secretaría de Control Ciudadano y de la Dirección de Protección Animal aumentaron, incautando cada vez más caballos, y dejando a los recicladores urbanos sin ninguna alternativa.

Por esta razón, tanto en octubre como en diciembre habían realizado numerosas protestas en la puerta de la Municipalidad, pero no obtuvieron respuesta alguna. Pasó enero, los operativos continuaron, y la paciencia de los cartoneros se acabó: desde esta mañana comenzaron un corte en la rotonda de 122 y 32, en la subida a la autopista La Plata-Buenos Aires, esperando que alguna de las autoridades comunales los reciba.

Marisa Cantariño, una de las integrantes de la mencionada Federación, explicó a Pulso Noticias que en los últimos días fueron a intentar dialogar con la Secretaría de Control Ciudadano para que haya un cese de la persecución pero no fueron recibidos. “Es la segunda vez que nos llaman para hablar, para darnos una respuesta de algo, y la respuesta no está. Hace un rato fueron cuatro compañeros a hablar y no los recibieron, anteriormente habíamos ido a 20 y 50, no nos dieron respuesta. Por eso estamos cortando, ya estamos cansados de que nos quiten los caballos, las herramientas de trabajo. Además hay maltrato de la policía hacia los compañeros, les pegan como si estuvieran robando y eso no puede ser, están trabajando”, denunció.

“Cortamos porque no nos queda otra, no nos ven, nos invisibilizan. El trabajo que hace el cartonero es muy importante en la ciudad de La Plata”, señaló y se refirió al sistema de reciclado: “En octubre se mandó la propuesta para hacer el contrato nuevamente de los compañeros que están en la cooperativa, que son 50, de los mil cartoneros que hay. El contrato se venció en diciembre y todavía estamos esperando firmar el nuevo. Los compañeros están en la incertidumbre”.

Además, el salario de los trabajadores que entraron en ese sistema, se mantiene igual que hace dos años. “No ganan fortunas, cuando sí se gastan fortunas en la empresa privada que hace la recolección (ESUR) que encima tampoco cumple con el cometido que tiene”, remarcó Cantariño.

En ese sentido, la representante de los recicladores afirmó: “Les molestan los carros con caballos pero no nos dan los puestos nuevos para reemplazar esos carros. Los 50 compañeros que están trabajando dejaron los carros para caballo en su casa, y no salen más con eso. Pedimos más cupos pero no nos dan, entonces se llevan los caballlos de los otros compañeros que no están en el sistema… hasta los aperos se llevan”.

“Si nos quitan las herramientas de trabajo, si no nos dejan trabajar tranquilos, nosotros no podemos llevar un plato de comida a nuestras familias de manera digna”, remarcó y luego apuntó a la gestión de Julio Garro: “Ellos están en campaña, bueno, nosotros también, una campaña para que no nos invisibilicen, que vean que nuestro trabajo es efectivo, necesario e importante”.

Comentarios

- Advertisement -