De la UNLP a la Organización Mundial de la Salud

Dévora Kestel es egresada de la Universidad de La Plata y es la primera mujer a cargo de Salud Mental de la OMS. Desde este año es la máxima responsable del diseño de estrategias de prevención e intervención para los 196 estados miembros

La psicóloga Dévora Kestel, egresada de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), se convirtió en la primera mujer en ocupar el cargo de directora del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Será la encargada de diseñar estrategias de prevención e intervención para que los 196 países miembros de la OMS las implementen en busca del bienestar de las comunidades.

Con una gran experiencia en el campo profesional que la llevó a recorrer el mundo desde Kosovo hasta el Caribe, Dévora logró acceder este año al cargo más importante vinculado a la salud mental de este organismo, y de la Organización de las Naciones Unidas, institución de la cual depende.

Kestel es oriunda de Bahía Blanca y terminó su formación de grado en La Plata en diciembre de 1989. Durante su paso por la Universidad, formó parte del movimiento estudiantil que pidió por la reapertura de la carrera de Psicología tras la última dictadura, e incluso participó en el diseño del plan de estudios, como así también en la búsqueda de docentes para que dicten clases en la facultad.

“En la Universidad de La Plata formé las bases de quien soy desde el punto de vista profesional. Aprendí, entre cosas, que existía una experiencia de salud mental interesante en Trieste, Italia, que fui a conocer y desde ahí fue que empecé mi recorrida en la OMS”, indicó la reconocida psicóloga.

También recuerda que sus primeros pasos en la profesión los dio como voluntaria – cuando aún era estudiante-, en el “Hospital Dr. Alejandro Korn” de Melchor Romero. “A partir de vivir esa experiencia surgió mi pasión por querer cambiar una realidad que me parecía muy triste; las condiciones de vida de las personas eran horribles”.

Además, hizo un diagnóstico de la situación actual de la salud mental: “creo que la temática apenas está abriendo su camino; aún la atención y el presupuesto que recibe está muy por debajo de las necesidades de la población y de la dimensión del problema”.

Kestel trabajó en la oficina regional para América Latina de la OMS y participó de la creación de equipos especializados en salud mental en Albania, Kosovo y el Caribe, entre otras funciones. En los últimos años, impulsó la formación de los equipos de salud en la atención de los problemas de salud mental y el abuso de sustancias en el primer nivel de atención. Lo hizo desde la oficina regional para América Latina de la OMS, en la ciudad de Washington. En 2018 se presentó al concurso internacional para ocupar la oficina en Ginebra, cargo al que accedió a principios de este año.

Comentarios

- Advertisement -