Indignación en Villa Castells por el tarifazo en el agua

Vecinos manifestaron su bronca ante las deficiencias que el servicio presenta en la zona. A las demoras en la concreción de la obra del acueducto norte se suma la falta de presión, la nula potabilidad, turbiedad del suministro y sectores que carecen de cloacas. Piden que se revea la decisión

El incremento del 38% en la tarifa del servicio de ABSA, resuelto por el Gobierno de la Provincia hace diez días , y que empezará a regir a partir de marzo, disparó la bronca de los vecinos de Villa Castells y Gonnet, donde el servicio presenta serias deficiencias desde hace varios años y no guarda ningún tipo de relación con el valor que abonan los frentistas.

“Nos sentimos totalmente indignados. No tenemos el extendido de red de ABSA, ni de cloacas, por lo tanto, no tenemos agua, y el resto de los vecinos en toda la localidad de Gonnet no tienen agua potable”, señaló un grupo de vecinos en una nota difundida públicamente. En ese sentido, sobre los justificativos de la empresa concesionaria para aumentar el valor del servicio, puntualizaron: “no es cierto que tengan gastos de insumos para mejorar la calidad del agua, ni sostenimiento de un plan para asegurar la continuidad del servicio, ya que el servicio que presta es deficiente, hay falta de presión, muy escasa en algunas zonas, y lo más importante, es que representa un riesgo para la salud de la población, si consumimos esa agua”.

De hecho, la obra que debería llevar agua potable a esta región, el Acueducto Norte, lleva una demora de un año. Al día de hoy no pueden consumir el suministro. A pesar de que en la audiencia pública celebrada para analizar el aumento de la tarifa, los directivos de ABSA habían asegurado que el 12 de enero ya estaría en funcionamiento, se registraron roturas en los caños al conectarse el servicio por lo que todavía no hay establecida una fecha concreta para la finalización del trabajo.

“Los Vecinos de Villa Castells y Gonnet, decimos que sería totalmente injusto en el caso de que se quisiera aplicar el aumento, y que dada la realidad que tenemos en nuestro barrio no correspondería pagar por un servicio que no se presta o que no se garantiza la potabilidad del agua, ni el buen funcionamiento del servicio”, expresaron y pidieron que se revea la decisión.

Además, señalaron que “que si bien el agua no es apta para el consumo humano, hace 3 semanas q esta saliendo turbia y no sirve ni para lavar ropa ni utensilios ni otros usos”, y agregaron que “pese al fallo judicial del Dr. Rusconi que ordenó a Absa no cobrar el servicio desde julio de 2016 por el servicio de agua potable porque no lo presta, la prestadora estatal, propiedad  del gobierno de la provincia, nunca cumplió la orden judicial”.

A su vez, señalaron que “los sucesivos tarifazos que se vienen sucediendo no se pueden justificar en nuestro barrio, ya que no hubo mejoras de los servicios, y que los mismos han venido siendo cada vez más deficientes. Durante estos últimos años no se han realizado las obras q necesitamos: calles intransitables, falta de iluminación, cortes de luz frecuentes, falta de agua potable y de conexión de la red de ABSA, falta de cloacas, etc, etc. A pesar de que los vecinos hicimos muchos reclamos ante las autoridades, se elevaron notas, se juntaron firmas, pero parece que todo es a largo plazo, mientras tanto los vecinos seguimos esperando”.


Comentarios