Dos históricas revistas, víctimas de la crisis

Tras 97 años dejó de salir Para Ti y peligra la continuidad de la centenaria Billiken, ambas publicaciones de Editorial Atlántida. Los trabajadores denuncian maniobras ilegales de los empleadores

La situación de crisis que atraviesan los trabajadores de prensa de la Argentina comenzó de la misma manera en la que finalizó el año pasado. Tal como se definió desde este medio, el periodismo atraviesa el peor momento desde el retorno a la democracia.

En esta oportunidad las víctimas son dos revistas casi centenarias: Para Ti y Billiken, producidas por Editorial Atlántida. En el caso de la producción de temáticas femeninas, luego de 97 años ininterrumpidos en las calles de la Argentina dejó de producirse. En cuanto a la publicación infantil, que cumpliría 100 años en noviembre, los despidos masivos en su equipo de realización hacen presumir que peligra su continuidad.

Tal como ocurre en muchas de las empresas que decidieron cerrar en los últimos años, los trabajadores son quienes quedan en el medio con la incertidumbre de su fuente laboral, así como del cobro de salarios adeudados y de las indemnizaciones correspondientes.

Los trabajadores de editorial Atlántida denunciaron que el pasado 5 de febrero un grupo de empelados no pudo ocupar sus puestos laborales, fueron retenidos por el personal de intendencia y se le informó que estaban despedidos.

Además señalaron que las cesantías fueron realizadas con “causas inventadas” para evitar el pago de las indemnizaciones. En total son 15 los despidos de los trabajadores estables de la editorial, sumados al de otros 20 colaboradores.

“Este año sólo cobramos el 50 por ciento de nuestro salario, estamos a la espera de que la empresa nos deposite la totalidad del sueldo. Estamos viendo cómo podemos avanzar con nuestro objetivo que es el cese de despidos y la reincorporación de los compañeros”, manifestó Felix Vallejos, delegado de Sipreba, sobre el panorama que se vive en Para Ti.

Respecto de Billiken señaló: “La semana pasada despidieron a todos sus redactores y al jefe de arte. Hoy no hay personas que se puedan encargar de hacerla”.


Comentarios

- Advertisement -