Tarifazo habilitado: el aumento del agua regirá desde marzo


La Gobernadora María Eugenia Vidal lo autorizó a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial. Será del 38% y según los directivos de ABSA llevará la factura promedio a $550. Mientras, los reclamos por falta de agua, baja presión, cortes recurrentes y otras deficiencias en el servicio se multiplican a diario

La Gobernadora María Eugenia Vidal autorizó este viernes a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial el aumento en la tarifa del servicio de agua potable y cloacas que brinda la empresa ABSA en un 38%, llevando el valor del metro cúbico de $ 8,04 a $ 11,10.

De esta forma, la administración bonaerense relegó las críticas realizadas en la audiencia pública celebrada en el Pasaje Dardo Rocha el pasado 8 de enero por parte de organismos de defensa al consumidor, de la Defensoría del Pueblo de la Provincia – que había calificado el incremento como “un disparate”- y de la Defensoría Ciudadana de La Plata, organismo que recibe a diario reclamos sobre el servicio deficiente que brinda la empresa.

La suba comenzará a regir desde el 1° de marzo próximo, por lo que las próximas facturas ya podrían llegar con los nuevos valores. A su vez, el Gobierno dispuso que para el actual aumento se tengan en cuenta las valuaciones fiscales de los inmuebles correspondientes a 2017, de forma de evitar “distorsiones a partir de la aplicación de los revalúos fiscales”.

En su presentación durante la mencionada audiencia, los directivos de ABSA habían justificado el pedido de aumento en “el incremento en los costos de energía eléctrica, insumos químicos (cuyo valor se fija en moneda extranjera) y remuneraciones y cargas sociales del personal”.

A su vez, remarcaron que la factura promedio a partir de este incremento pasaría rondar los $550. Según los datos de la compañía, la suba tendrá un impacto de menos de $100 en el 31% de los usuarios; de menos de $200 en el 41%; de menos de $400 en el 26%; y de más de $400 en el 1%.

Falta de agua potable, baja presión, cortes recurrentes del servicio, innumerables pérdidas en la vía pública, baja calidad del suministro y falta de acceso en distintos barrios de la ciudad, fue el listado de denuncias vecinales que la Defensora Ciudadana platense Florencia Barcia, le enumeró a las autoridades de Aguas Bonaerenses S.A. el pasado 8 de enero para argumentar su rechazo al aumento.

“Es una de las empresas de servicios públicos de peor calidad de la Provincia. No lo decimos nosotros, lo dicen las estadísticas de reclamos que registramos en todas nuestras delegaciones. Si a ustedes les da una menor cantidad de reclamos es porque la gente se cansa de llamarlos y recurre a otros organismos”, había afirmado por su parte el Secretario de Servicios Públicos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, Jorge Ruesga, ante la información suministrada por la empresa que indicaba que se había registrado una reducción en la cantidad de reclamos.

Comentarios