Sacaron sin vida al nene que cayó al pozo en España

Luego de 13 días angustiantes, el niño fue encontrado a 71 metros de profundidad, cubierto con tierra. Fue tras un complejo operativo de rescate

El cuerpo sin vida de Julen, el niño de dos años que cayó en un pozo mientras jugaba el pasado domingo 13 de enero en el municipio de Totalán, Málaga, fue encontrado sin vida en la madrugada de este sábado luego de 13 días de intensos trabajos de rescate.

El niño fue encontrado cubierto de tierra a 71 metros de profundidad, en un orificio de prospección para buscar agua de pequeño diámetro, al que había caído el pasado 13 de enero. Desde entonces, se montó un operativo de más de 300 efectivos que trabajaron por turnos para poder hallarlo.

En el lugar se instaló un hospital de campaña, por si hubiera sido necesaria una atención médica urgente, y la Guardia Civil española trasladó tres helicópteros a la zona por si hubiera hecho falta proceder al traslado del menor hacia algún centro médico. 

Los mineros intervinieron ayer en la fase final, luego de once días de intensos y dificultosos trabajos de ingeniería para perforar un túnel vertical al pozo en el que cayó el menor. Por medio de una cápsula bajaron a la zona más profunda del túnel y desde allí se abrieron camino de forma manual con martillos hidráulicos y sosteniendo el techo y los laterales con madera, una técnica típica de la minería tradicional del carbón.

Comentarios