Piden la renuncia del ministro de salud de Jujuy

La Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir de esa provincia exige el apartamiento del funcionario Gustavo Bohuid por la vulneración de derechos de la niña de 12 años embarazada producto de una violación, y a quién decidieron sometieron a una cesárea. Organismos de derechos humanos se sumaron al repudio

Luego de varios días de discusión sobre el pedido de la familia de la nena de 12 años de Jujuy -interrumpir el embarazo legalmente-, la justicia falló por aplicarle una cesárea y las diferentes autoridades se manifestaron públicamente a favor de “las dos vidas” sin tener en cuenta la decisión y los derechos de la niña y su familia.

En ese sentido, la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir exigen la renuncia del ministro de Salud jujeño Gustavo Bohuid “por la falta de confidencialidad, de celeridad y la intromisión de los medios de comunicación dando su opinión personal donde deja en claro su interés en velar por la supervivencia de un feto antes de garantizar la plena integridad en la decisión de la niña y su familia”.

Además denunciaron a la directora del Hospital Materno Infantil, Dra. Vargas, y al Jefe del Servicio de Gineco-Obstetricia, Dr. Briones, y su equipo, por “ejercer violencia institucional y obstétrica” y no cumplir “con los principios rectores de los protocolos, ya que en la asistencia durante la interrupción legal del embarazo, focalizaron la atención en la protección del proceso de gestación, por encima de la atención integral de la niña”.

En tanto desde la Fundación Huésped –la organización sin fines de lucro reconocida en nuestro país que lucha por prevenir las enfermedades de transmisión sexual- señaló que “una cesárea practicada a una nena de 12 años embarazada producto de una violación y un bebé en neonatología no es Interrupción Legal del Embarazo, es maternidad forzada”.

Asimismo, organismos de derechos humanos -como el CELS, Amnistía Internacional y otros repudiaron la persecución a profesionales de la salud que trabajaron en dicha práctica, y la revictimización de la niña y su familia.

Comentarios

- Advertisement -