La crisis también se refleja en la costa

En Mar del Plata hay menos turistas que el año pasado y quienes deciden veranear lo hacen cuidando mucho el bolsillo. Pulso Noticias está en La Feliz

Lejos de los pronósticos que indicaban que la Costa Atlántica se iba  a ver colmada de turistas argentinos por el incremento del dólar, la primer quincena de enero reflejó una merma en la cantidad de visitantes y una fuerte reducción de gastos de quienes decidieron descansar en el inicio del año.

El incremento de la divisa norteamericana hacía prever que muchos de los que en años anteriores habían decidido veranear en el exterior este año lo harían en la costa. Sin embargo la crisis económica ha calado sobre amplios sectores sociales y la pérdida del poder adquisitivo del salario hace que quienes pueden tomarse vacaciones cuiden mucho el bolsillo.

El caso más emblemático es el de Mar del Plata, donde de acuerdo a los datos del Ente Municipal de Turismo (Emtur) de esa ciudad, arribaron 620.000 turistas en los primeros 15 días del año, unos 32.000 menos que el mismo período de 2018. Desde el organismo se reflejó también que la ocupación hotelera fue del 62%, cayendo en promedio un 3% respecto del año pasado.

Asimismo, la reducción del consumo y el ahorro se trasladó a las playas marplatenses. Desde el Sindicato de Empleados de Comercio del distrito catalogaron a la temporada como “muy floja”. En diálogo con el medio local 0223 el secretario gremial de los mercantiles, Darío Zunda, relató: “Hasta el momento, diciembre fue mucho mejor que el año pasado, pero enero está tranquilo, no mueve. Hay mucha gente en el centro, pero caminando, no compra”.


“Viene muy flojo el verano. No es mala la temporada, diría regular”, dijo Zunda, al tiempo que manifestó: “Los turistas van poco a las pizzerías o a los cafés y mucho a los autoservicios o supermercados para comer en la playa. La baja del poder adquisitivo se nota mucho, las playas están llenas de heladeritas”.

Por último, detalló que los visitantes suelen permanecer en la ciudad por pocos días, sobre todo los fines de semana. “El resto de los días baja mucho y eso se nota: el lunes todo el sector cercano al Casino, bares de Yrigoyen, parecía un día normal”, indicó.


Comentarios

- Advertisement -