Jornada Cultural a 12 años del asesinato de Darián Barzábal

Foto: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)


Este viernes en el Centro Cultural Jamás Esclavos de Los Hornos se recordará al joven fusilado dentro de un patrullero por efectivos de la Comisaría 3ra en 2007. El caso había generado una pueblada en la región en repudio al crimen

Este viernes desde las 18 se realizará en el Centro Cultural Jamás Esclavos, ubicado en 66 entre 152 y 153 de Los Hornos, una Jornada Cultural Contra el Gatillo Fácil al cumplirse 12 años del asesinato de Darián Barzábal, de 17 años, quien fue fusilado dentro de un patrullero por efectivos de la Comisaria 3ra en 2007.

El joven había sido detenido por un supuesto robo y terminó recibiendo un disparo en la cabeza mientras estaba esposado dentro del móvil policial. Según recuerda el Colectivo Contra el Gatillo Fácil (CCGF), “como coartada, los policías le sembraron un revólver y dijeron que el disparo se había producido ‘por accidente’. Una semana después del hecho, un informe de la Dirección de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense hizo desmoronar la versión policial. Confirmó que la pistola calibre 32 plantada en la parte trasera del móvil había sido incautada 4 meses antes del hecho por los mismos efectivos de la 3ra en otro operativo. Las pericias indicaron que el arma homicida era una 9 milímetros y que fue apoyada en la cabeza de Darián”.

El hecho había generado en su momento una inmensa pueblada en Los Hornos, integrada fundamentalmente por jóvenes de los barrios de la zona hartos de la prepotencia policial, que rodeó la Comisaría en reclamo de justicia. La movilización fue reprimida duramente por parte de la policía, pero el reclamo continuó.

“En la instrucción de la causa por el asesinato de Darián, a cargo del juez Néstor de Aspro, el sargento Christian Gutiérrez declaró que ‘él conducía el patrullero y que luego de que le dispararan al chico recibió la orden de volver a la comisaría en vez de ir a un hospital. Una vez allí, el teniente 1º Iván Martínez, jefe de guardia, habría dicho: ‘Vamos a plantar un perrito’, en referencia al revólver. Gutiérrez reconoció que las esposas fueron lavadas y entregadas al subteniente Luis Manuel Doratto, de la Comisaría 4ta. Según Gutiérrez el titular de la seccional, Eduardo Zaffino, ordenó ir a buscar testigos y, al regresar, les hizo observar en el patrullero manchas de sangre y el arma, ‘plantada’ para simular que el chico había intentado rebelarse”, indica el CCGF.

El juicio se desarrolló en abril de 2010, y terminó con la condena a perpetua por homicidio calificado como autor del disparo del sargento Santiago Regalía. “El Comisario Zaffino y el chofer Gutiérrez la sacaron barata, recibieron 3 años en suspenso por encubrimiento agravado, y el teniente Martínez recibió 5 años de prisión por proporcionar el arma sembrada”, señala el mencionado Colectivo, y remarca que además “el caso destapó otra modalidad de la sede policial de Los Hornos: demorar a los chicos del barrio, por averiguación de antecedentes o con cualquier excusa, y ponerlos a robar para ellos. Esta modalidad, encabezada por Regalía, nunca fue investigada”.

Comentarios