Profesionales de la salud bonaerenses reclaman reapertura de paritarias

El gremio que los nuclea, CICOP, señaló que el Gobierno de María Eugenia Vidal cerró el 2018 incumpliendo el compromiso de convocar en diciembre a una negociación salarial. Además, denunciaron demoras en la efectivización de nombramientos y la precarización de las condiciones de atención sanitaria

El año comenzó con dificultades para el sistema de salud en la Provincia de Buenos Aires, y el gremio que nuclea a los profesionales del sector, CICOP, ya emitió su primer comunicado reclamando la inmediata apertura de paritarias, a la que se había comprometido la administración de María Eugenia Vidal en diciembre pero que nunca ocurrió.

“La primera semana de enero nos puso de nuevo frente a situaciones que generan enormes dificultades para la tarea diaria en hospitales y centros de salud. La Gobernadora (…) y su Ministro de Salud Andrés Scarsi, en lo que va de sus respectivas gestiones, no han avanzado en políticas efectivas de atención de salud adecuadas para la población ni en la prevención de riesgos en las instituciones sanitarias”, comienzan señalando en la circular.

En ese marco, explican que el personal de salud de los hospitales bonaerenses aborda en general “a las personas en condiciones precarias, tratando de garantizar que reciban la mejor asistencia posible con recursos más que escasos. Los equipos de salud no están completos y en muchos lugares la falta de personal ha llevado a la reducción de las prestaciones a su mínima expresión”. Uno de los ejemplos que retoman es el de la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Los Hornos, en la que además sus trabajadores vienen reclamando por la falta de seguridad.

“El año 2018 llegó a su fin sin que se haya producido la convocatoria a la paritaria Ley 10471 del mes de diciembre que el gobierno había comprometido en el acuerdo de noviembre”, aseguraron y recordaron que “con el salario de diciembre percibimos el 2 % de aumento sobre el básico de diciembre 2017 aceptado por la mayoría de los gremios estatales en la negociación salarial de la ley 10430. El Gobierno ya había avanzado con esta modalidad, de modo inconsulto y autoritario, durante todo el 2018, desestimando a la paritaria como mecanismo insoslayable para definir los salarios y las condiciones laborales de lxs trabajadorxs (SIC)”.

Luego analizaron que la Gobernadora “sólo negocia con las organizaciones gremiales que les son funcionales, sabiendo que cerrarán filas dócilmente” y añadieron que “no se entiende de otro modo que hayan aceptado un aumento del 20% para todo 2019 en numerosas cuotas, condenando a los estatales a salarios depreciados”. En ese sentido, reclamaron una nueva convocatoria a negociación paritaria y afirmaron que continuarán su “lucha por salarios dignos”, lo que anticipa un nuevo año de conflictividad en el sector.

Comentarios

- Advertisement -