Francia: la lucha y la represión continúan

El gobierno de Macron sigue apostando a la represión para enfrentar la bronca de los chalecos amarillos, que vuelven a las calles este sábado.

Se espera un operativo similar al desplegado en la jornada de protesta del sábado pasado, cuando en toda Francia fueron desplegados 89.000 policías y gendarmes, lo que sin embargo no impidió que se expresara la enorme bronca por el deterioro de las condiciones de vida de los trabajadores y el pueblo.

Desde Bruselas, donde participaba de la cumbre europea realizada jueves y viernes, Emmanuel Macron dijo que “no creo que nuestra democracia pueda aceptar funcionar con un diálogo que solo se hace mediante la ocupación de la vía pública y con elementos de violencia”, intentando deslegitimar el movimiento.

Comentarios