Los vecinos de Los Hornos se iluminaron: vuelve la Calle de las Luces

Después de tres años, la comunidad hornense volvió a organizarse para embellecer con motivos navideños las cuadras del barrio. Quieren recuperar viejas tradiciones de las fiestas, y destacar el espíritu familiar

Nadie sabe bien por qué, pero en diciembre de 2015 la magia se apagó en Los Hornos. Y eso que la movida la había dado vida y buena fama a la localidad. Incluso se había convertido en una especie de circuito turístico para el resto de los platenses. Por suerte, los vecinos hornenses se iluminaron y están trabajando a toda máquina para reestrenar mañana la “Calle de las Luces”,  una iniciativa que consiste en “vestir” durante la temporada navideña dos cuadras – la de 136 entre 58 y 60- con motivos alusivos a las Fiestas, iluminando los frentes de las casas con luces brillantes y colocando todo tipo adornos.

Para que esta localidad emblemática vuelva a lucir de la mejor manera, unos 60 vecinos están trabajando mancomunadamente en todos los detalles: pintaron murales, colocaron moños y fajas de tela a las palmeras. Además, iluminaron todos los árboles con luces de led, y cada frentista asumió el compromiso de adornar su casa.

“Hoy se está refundando con una alegría bárbara. Viene hasta gente de Bavio a darnos una mano”, dijo Gustavo Navarro, uno de los tantos vecinos que le está poniendo el lomo al proyecto. “Cuando empezamos a decorar, los que estaban un poco caídos se entusiasmaron y todos terminaron contagiándose, para darle vida y alegría a la ciudad. Esto despierta un espíritu festivo”, agregó emocionado Navarro.

Esta iniciativa tendrá su gran inauguración mañana a partir de las 19. En la avenida 60 desde 131 a 137, y en “La calle de las luces”, que es 136 entre 59 y 60, habrá espectáculos musicales, dos cuadras con un circuito gastronómico de food trucks y otras dos cuadras con puestos de artesanos y mercado comunitario. A las 21 horas llegará el momento más esperado: los vecinos encenderán al unísono los frentes de sus casas.

“Estas cosas, cuando las vivíamos de chicos, nos deslumbraban. Ahora es nuestra tarea sacarles una sonrisa a esos chicos. Es llevarle una cuota de alegría y esperanza a la gente”, dijo Navarro a Pulso Noticias.

Aunque el municipio se haya sumado a la movida, despuntando árboles y acondicionando paradas de micros y pintando cordones, hay que destacar que los fondos para embellecer estas cuadras de Los Hornos salieron del bolsillo de los mismos vecinos. “Se hizo una inversión muy grande, que incluyó tendido eléctrico, tableros con disyuntores, todo como corresponde”, dijo Navarro, quien agregó que la avenida 60 es el portal de Los Hornos. Queremos verla mejorada para el beneficio de todos. Que quede tan linda como la 137”.

 

Los orígenes de este clásico de la ciudad    

Allá por el año 1995, Violeta Cossani, una frentista de 136 entre 59 y 60, fue la primera en “encender” su fachada con luces de colores. Desde ese día, no paró de insistirle a sus vecinos a que hicieran lo mismo: todos replicaron el ejemplo de su casa, hasta que la cuadra quedó iluminada por completa, no sólo con lucecitas de colores sino también con ángeles, campanas, estrellas fugaces y distintos motivos característicos de las fiestas navideñas.

Veintitrés años más tarde de aquella primera vez, hoy “Violeta tiene 85 años y está trabajando como si tuviese 17. Está haciendo todo tipo de decoraciones, explicó Gustavo Navarro, quien destacó también el impulso de Pablo Coso, un joven hornense que fue el primero en motivar a sus vecinos para reeditar este clásico. Luego se sumaron las familias de Roberto Maciel, Cristina Lorenzo, Agustina Chiclana, Berta Magnoli y otros cientos de hornenses. Todos ellos, recuperando viejas tradiciones, para despedir el año realizarán una gran cena en la calle 136 e 59 y 60.   

Con semejante postal cinematográfica navideña, al estilo del Joven Manos de Tijera o de Mi Pobre Angelito, la Calle de las Luces necesitaba música de película. Justamente en esas canciones emblemáticas se centrará el repertorio que la banda del Servicio Penitenciario tiene pensado tocar el sábado 21 diciembre, en 136 e 59 y 60. Por otro lado, el 22 se realizará un pesebre viviente con un coro con villancicos.

El espíritu navideño se extenderá en el barrio hornense hasta el 6 de enero. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios

- Advertisement -