Suelta de libros y presentación en La Chicharra

Una de las autoras de Cartas a Madrid, Silvia Di Segni, dará a conocer su nueva obra y regalará ejemplares a todos los que concurran a la cita. Este viernes en La Grieta

Habrá que levantarse temprano: la propuesta lo amerita. Este viernes a las 10 hs. en la Biblioteca popular La Chicharra, que funciona en La Grieta (calle 18 y 71) se realizará la presentación de la novela Cartas a Madrid, con la presencia de sus editores y de uno de sus autoras, Silvia Di Segni. Tras la charla, se realizará una suelta de libros: cada uno de los presentes se llevará su ejemplar de regalo, con el fin de fortalecer los lazos con los lectores.

El libro, escrito por Di Segni y Guillermo Obiols (psiquiatra ella, filósofo él), está compuesto por cartas con un espíritu “catártico y reflexivo”. Los autores eligieron un seudónimo, Luis Díaz Obarrio, para poner sobre el papel, “con discernimiento político amoroso, una trama que abarca a todos/as”, según señalaron los organizadores del evento.

Cartas a Madrid “es un libro indispensable para la generación que ronda la cincuentena en el año 2000”, y que habla “acerca de la dignidad”. “Quizá la recuperación de ese pasado permita repensar el presente”, concluyen.

La Chicharra

La biblioteca popular que funciona en La Grieta surgió reuniendo algunas colecciones de literatura infantil y juvenil, que luego fueron incorporando nuevos estantes donde conviven muñecos y obras fotográficas, literatura latinoamericana, piezas únicas y referentes de espacios de formación.

En este sentido, Pablo Batalla, integrantes de La Chicharra, comentó a Pulso Noticias que “la biblioteca se extendió y creció mucho físicamente, pero también sus colecciones crecieron, y aparecieron nuevas. Hoy tenemos, por ejemplo, un espacio para la novela gráfica, otro relacionado a la literatura queer, y así…”. Este viernes, durante la presentación y suelta de libros, la biblioteca “se va a abrir”, siguiendo una lógica que sus miembros le imprimen desde hace ya un tiempo. “Nos interesa que las colecciones estén al alcance de la gente que venga”, agregó Pablo.

Finalmente, sobre el espacio construido colectivamente, Batalla detalló: “Lo que más me gusta de La Chicharra es que no es una biblioteca tradicional, una sala de lectura donde hay absoluto silencio. Nosotros escuchamos música, hablamos, vemos los materiales. Esto está en las antípodas de la idea que se tiene sobre una sala de lectura o una biblioteca, y sin embargo allí hacemos lo que más nos gusta: leer libros”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios