Avanza el proyecto para construir un megashoping en zona norte

Infografía: Guillermo Contreras (Pulso Noticias)

La iniciativa de la constructora IRSA demandará una inversión de 130 millones de dólares. Fue presentada ayer en el Consejo Único de Ordenamiento Territorial, y va camino a ser elevada al Concejo Deliberante. Planean construir un imponente centro comercial con espacios gastronómicos, tiendas, cines y gimnasios. Además incluirá oficinas comerciales, viviendas y hasta un hotel

Por David Barresi

El predio de la vieja cantera delimitada por el camino General Belgrano y las calles 511, 514 y 19, frente al hipermercado Walmart, va camino a ser convertido en un imponente megashoping con espacios gastronómicos, tiendas, cines, oficinas comerciales, viviendas y hasta un hotel. La iniciativa demandará una inversión de 130 millones de dólares y estaría totalmente terminada en un plazo de diez años.

La empresa que está detrás del emprendimiento es IRSA, propietaria de varios de los grandes centros comerciales de Ciudad de Buenos Aires, como Alto Palermo, DOT o Abasto. En marzo, comunicó a la Bolsa de Valores la compra del terreno de 78.614 m² por 7.500.000 dólares. Luego, comenzó los trámites de cara a obtener la factibilidad municipal para la realización del proyecto.

Presentación del proyecto ante el CUOT

Ayer se dio un avance en ese sentido: dos representantes de la empresa presentaron los detalles de la iniciativa ante el Consejo Único de Ordenamiento Territorial (CUOT). Este organismo, integrado por funcionarios del Poder Ejecutivo municipal, los colegios profesionales, y concejales oficialistas y opositores, se encargará de emitir un dictamen otorgándole indicadores urbanísticos al predio (que no los tiene por ser un terreno en desuso). Luego será el Concejo Deliberante el que apruebe la factibilidad de la iniciativa.

Al igual que el mega emprendimiento que se construirá en la cava de 501 y 133 en Gorinacuya aprobación se encuentra más avanzada, la intención del Municipio es continuar con la recuperación de los llamados “vacíos urbanos” que se encuentran en lo que consideran un segundo anillo que rodea el distrito, por fuera de la circunvalación del casco. De hecho, cuando la secretaria de Planeamiento municipal Ileana Cid presentó los avances del Plan Estratégico La Plata 2030, entre los “proyectos emblema” a desarrollar estaba la puesta en valor de las canteras ubicadas en ese trayecto.

Las etapas

Según lo informado por la empresa, el proyecto consta de tres etapas: la primera (que demandará un año y medio, y comenzaría el año que viene si el Concejo Deliberante aprueba su factibilidad) es la construcción del Centro Comercial, la segunda será el desarrollo de los edificios de oficinas y la tercera la del complejo de viviendas y el hotel.

Estado actual del terreno/Foto: Nicolás Braicovich

En la primera fase IRSA calcula que se generarían 800 puestos de trabajo directos, y entre 900 y 1000 indirectos. Afirmaron que se utilizará mano de obra local, así como también proveedores de la ciudad, y que también ya se encuentran trabajando estudios y consultoras locales (lo que fue certificado por el presidente del Colegio de Arquitectos, Guillermo Moretto).

El centro comercial ocupará 42.066 m², a cielo abierto, con un recorrido de galerías semicubiertas que definen tres patios sucesivos. Tendrá a su vez una tienda departamental en dos niveles; plaza gastronómica; cines; estacionamiento descubierto con arboleda; salón de eventos y gimnasios. En tanto el espacio para las viviendas y el hotel será de 50.599 m² y el de las oficinas de 23.833 m² cubiertos.

En conjunto, las tres etapas demandarán 1.200 puestos de trabajo directos durante la construcción. A eso se suma la demanda de mano de obra indirecta asociada y 1.000 empleados cuando esté operativo. Desde IRSA aseguraron que habrá una “creciente demanda de servicios conexos para el abastecimiento, tanto en etapa de obra como de funcionamiento, lo cual potenciará económicamente la zona”.

Según el estudio de impacto en el tránsito realizado por la empresa, las densidades se mantendrían iguales a las actuales, “no superándose la correspondiente a 30 vehículos/km/carril como promedio de los carriles en las inmediaciones de las intersecciones”. En ese sentido, remarcaron que para mitigar el uso del transporte particular se implementarán propuestas como la implementación de servicios tipo “shuttle” para transporte de empleados, y disponibilidad de corredores y estacionamiento para bicicletas. Además habrá dársenas de ascenso y descenso de pasajeros para que esta actividad no ocupe ninguno de los espacios de circulación actual.

En otro orden, el proyecto prevé construir sectores de terrazas verdes, áreas parquizadas, uso de especies nativas y/o adaptadas para los sectores verdes, espacio para estacionamiento de vehículos eléctricos, y reservorios para el aprovechamiento de agua de lluvia (que se utilizarán para limpieza de veredas y/o riego).

Información pública y registro de oposición

Esta vez la reunión del CUOT, por el tenor y envergadura del proyecto, tuvo mayor presencia de concejales que lo habitual. Uno de los ediles que es miembro formal del órgano, Norberto Gómez (FPV-UC) dejó asentada su postura de que previo a la aprobación del emprendimiento se difunda públicamente el mismo y se establezca un registro de oposición, con la intención de que se expresen particularmente comerciantes locales y otros actores por el impacto social que pueda tener el mismo.

Estado actual del terreno/Foto: Nicolás Braicovich

Por su parte, Victoria Tolosa Paz, afirmó que en función de la “compensación inmobiliaria” que debiera recibir el Municipio por la rentabilidad que generará el proyecto, se debería tener en cuenta una normativa provincial (la Ley 14449), aunque la directora de Obras Particulares Beatriz Massón señaló que la Ordenanza Fiscal e Impositiva ya contiene mecanismos para recuperación de plusvalía y que el Municipio se regirá por esa legislación. Seguramente, este debate seguirá en el Concejo Deliberante al momento de la aprobación.

Asimismo, el Colegio de Arquitectos presentó un escrito en el cual pide que además de otorgar indicadores urbanísticos para el terreno en cuestión, teniendo en cuenta que el proyecto impactará en toda la zona circundante, se establezcan también indicadores para los predios similares que se ubiquen en esa región.

Comentarios