Trabajadores denunciaron el desguace del Ministerio de Infraestructura de la Provincia

El desmantelamiento y los traslados suceden desde 2016. Ahora se pretende volver a mudar a la Dirección de Ordenamiento Urbano, que sería la cuarta vez en dos años, entorpeciendo trámites, expedientes y condiciones laborales

Aunque sea 29, hoy no es día de ñoquis. Al contrario, acá en 7 entre 58 y 59 es un día en el que los trabajadores de la Dirección de Ordenamiento Urbano y Territorial intentan defender su espacio de laburo. Pretenden evitar que los vuelvan a mudar por cuarta vez en dos años, en lo que sería una muestra más del desguace sistemático que viene sufriendo el ministerio de Infraestructura de la provincia.

El desmantelamiento arrancó en 2016 con el área de Geodesia, que se sacó del Ministerio apenas asumieron las nuevas autoridades provinciales. Se siguió con la división y traslado de la Subsecretaría Social de Tierras y urbanismo, y ahora continúa con la Dirección de Ordenamiento Urbano, que ya la mudaron, la trajeron de vuelta a Infraestructura el año pasado, y ahora pretenden volver a moverla hacia el Ministerio de Gobierno.

Esta posibilidad de traslado que se consumaría en los próximos días tomó por sorpresa a los más de 50 Arquitectos y Técnicos que trabajan en esta área encargada de realizar las aprobaciones de los usos del suelo en todo el territorio provincial, y de planificar, programar, proyectar y proponer los procesos de gestión urbanística necesarios al ordenamiento urbano . Ante esta situación, y con la intención de darle visibilidad a la problemática, los empleados del Ministerio desarrollaron esta mañana una asamblea, que incluyó el corte de calle 7 entre 58 y 59.

“Se está desmantelando sin ningún justificativo. No hay ningún diagnóstico más que el que se acercan las elecciones y se pretende utilizar políticamente a este organismo para llegar territorialmente a los municipios”, explicó una de las 50 personas afectadas por esta situación.

En un comunicado dirigido a la Gobernadora María Eugenia Vidal, los trabajadores pidieron que “en vez de trabajar para el conjunto de los ciudadanos lo están haciendo para unos pocos privilegiados, desconociendo que la tarea principal del DPOUT no es ser gestores de negocios inmobiliarios, sino el desarrollo integral de las ciudades y el territorio de todos los bonaerenses”.

Según explicaron, esta mudanza “entorpece todos los procedimientos administrativos en términos de planeamiento territorial”. Por este motivo, aseguraron que “estamos trabajando con todos los municipios para que nos apoyen porque para ellos también es volver atrás en un montón de procedimientos que se vienen desarrollando. El trámite de un expediente dura entre uno y dos años, y una mudanza de un organismo a otro lado lleva seis meses. Esto atrasa todo”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Algunos de los trabajadores de esta área tiene más de 30 años de antigüedad. Desde su vasta experiencia todos aseguran que “la planificación del territorio nunca fue una política de Estado y cada  vez estamos peor”.

Más allá de todas estas limitaciones, por como defienden su espacio de trabajo, parecería que estas personas se encuentran cómodas en sus funciones, con salarios abultados y en condiciones laborales óptimas. Sin embargo, lejos están de esa situación y más de la mitad de su salario lo cobran en negro. “El plus que nos viene a dar Vidal ni siquiera alcanza a lo que tendría que ser nuestro aguinaldo. Es algo irrisorio”, explicaron.

No resulta un dato menor el hecho de que todas estas modificaciones se instrumentan en el maco del Presupuesto 2019 a nivel nacional, que incluye un fuerte recorte a la obra pública. En este contexto, mañana desde las ocho los trabajadores del Ministerio de Infraestructura realizarán un abrazo simbólico al edificio.

 

Comentarios

- Advertisement -