Macri y Bullrich quedaron en offside con el Superclásico

Mauricio Macri se encamina a ser el presidente con más días de vacaciones. Incluso, en plena crisis económica y social, el G-20 que se estará llevando a cabo la próxima semana y el superclásico por la final de la Copa Libertadores, el máximo mandatario decidió irse a descansar.

Según informan varios medios de comunicación, Macri salió el viernes por la tarde para su balneario preferido, Chapadmalal, a 23 km de Mar del Plata. Horas después de que el presidente decidiera sumar días a la friolera de 100 días de vacaciones disfrutadas desde su asunción como mandatario, la policía de la ciudad de la que el fue Jefe de Gobierno no pudo o no quiso (es tan difícil creer que no pudieron armar un recorrido acorde para trasladar el colectivo de Boca) custodiar a los jugadores Xeneizes en su traslado al Monumental para disputar la segunda final de la Copa Libertadores, un partido que

Así las cosas, el presidente tenía pensado mirar el clásico River-Boca en el exclusivo balneario, relajado. Sin embargo con sus dichos de jugar con visitantes y la posibilidad de mostrarle al mundo de que habíamos madurado como sociedad, dejaron en evidencia su falta de tacto a la hora de medir la realidad.

Por otra parte, en medio de los incidentes ocurridos en las inmediaciones del Estadio Monumental se viralizó una vergonzosa frase de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich donde deja entrever que la Superfinal era un hecho fácil de contener.

En las redes sociales comenzó a circular un recorte periodístico donde la ministra más polémica de Mauricio Macri asegura: “Si tenemos un G-20 ¿no vamos a dominar un River-Boca?”

A menos de una semana para la cumbre de presidentes, el Superclásico de la Libertadores terminó en un verdadero caos de seguridad.

Comentarios

- Advertisement -