Vecinos protestaron contra el paso a nivel de 1 y 32

Reclaman el soterramiento del ingreso del tren Roca a la ciudad y se oponen al proyecto que ya está licitado, cuenta con financiamiento y que está pronto a iniciarse. Afirman que generará perjuicios ambientales, comerciales y cristalizará la división arquitectónica de la ciudad.

Vecinos de Tolosa y de la zona norte del casco urbano nucleados en la “Asamblea pro soterramiento” protestaron hoy cortando la calle en 2 y 532, para rechazar el proyecto de construcción de un paso a nivel en 1 y 32, que ya se encuentra licitado y con las obras a punto de comenzarse.

Según la resolución 2018-954 del Ministerio de Transporte de la Nación, firmada por el titular de la cartera Guillermo Dietrich, se aprobó la contratación a través de Licitación Publica Internacional a la firmas Eleprint SA- Ecas SA- Ocsa SA- Insa SA- UT, para la construcción de esta obra tasada en 323 millones de pesos, fondos que serán aportados por el Banco Interamericano de Desarrollo.

El proyecto, elaborado por la Unidad de Investigación en Ingeniería Civil de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, prevé construir túneles debajo de los rieles y de la avenida 1, con el objetivo de alivianar el colapso de tránsito que se puede llegar a generar en esa intersección cuando aumenten las frecuencias de los trenes. Con esta obra, ambas manos de la 32 pasarán soterradas, por separado, bajo las vías.

Pero semejante intervención urbana cambiará fuertemente la fisonomía del barrio, y desde que se dio a conocer que las obras estarían prontas a comenzar el rechazo empezó a crecer. La ONG Nuevo Ambiente ya presentó un pedido ante el Municipio y el Concejo Deliberante para que no se avance con la obra y se contemplen otras alternativas, también legisladores bonaerenses elevaron sus reparos, y hoy los vecinos expresaron su rechazo.

Según denuncian, más de 80 árboles podrían ser extraídos ya que se pretende remover cuatro hectáreas, y además afirman que al cerrarse para siempre el paso vehicular en la calle 2 y 532, se generará un perjuicio irremediable para los comerciantes de la calle 2 y sus fuentes de trabajos. De hecho, afirman que algunos ya están pensando en mudarse dado que durante el lapso en que las obras estarán realizándose sus ventas disminuirán.

Además, afirman que se desestimó el proyecto de entrada soterrada del tren hacia La Plata, aunque sería más beneficioso para la región. Según indicó el ingeniero Carlos Di Giglio hubo un proyecto presentado en 2007, que reunía las condiciones suficientes para llevarse adelante y que era “superador, sustentable, y económico”.

“El paso a nivel es una solución enfocada en remediar los problemas de los conductores que vienen de Capital. Pero es un atropello de derechos de los platenses”, remarcaron los vecinos, que vienen peleando desde hace años para eliminar lo que ellos consideran como una división urbana de la ciudad expresada en las vías del tren, que con el proyecto que está a punto de comenzar se terminaría cristalizando, sin posibilidad de una vuelta atrás.

Comentarios

- Advertisement -