El Presupuesto 2019 bonaerense condiciona los números del Municipio

Foto Hernán Fouillet (Pulso Noticias)

Establece topes para el aumento de tasas, traspasa los subsidios al transporte y a la tarifa social eléctrica, reduce el dinero que percibirá el Concejo Deliberante, y modifica la distribución del Fondo Educativo. Se vienen semanas de intensas negociaciones

La gestión municipal de Julio Garro tiene tiempo hasta fines de noviembre para presentar el proyecto de Presupuesto 2019 después de la prórroga aprobada en la última sesión del Concejo Deliberante. El problema es que el cierre de los números se está viendo complicado por la iniciativa presupuestaria y la ley impositiva bonaerenses que esta semana la gobernadora María Eugenia Vidal envió al Senado, y que condicionan severamente a las cuentas de todas las comunas provinciales.

El presupuesto y la ley impositiva bonaerenses recién hoy tomarán estado parlamentario para luego ser tratados en comisiones, y ahí comenzarán las negociaciones con los bloques opositores, donde Vidal buscará reunir los votos necesarios para que se aprueben las iniciativas. Varios de los puntos más complicados para los municipios entrarán entonces en ese tire y afloje, por lo que existe la posibilidad de que no lleguen a figurar en la redacción final de los proyectos que efectivamente se voten. El problema es que esos artículos incluso le traen complicaciones a los jefes comunales oficialistas, como es el caso del alcalde platense.

Por ejemplo, la gobernación plantea en el artículo 141 de la ley impositiva que los aumentos de tasas municipales no sean superiores al 38% respecto de las del año pasado. En este caso, si bien Garro tenía en sus planes incrementar la tasa SUM en un 35% (https://pulsonoticias.com.ar/23198/garro-afina-el-lapiz-para-el-presupuesto-2019/), para las propiedades de mayor valuación la suba sería mayor (podría alcanzar hasta el 75%). Si la iniciativa de Vidal se aprueba tal como está, la gestión comunal local tendrá que recalcular.

El otro punto complejo es el artículo 42º del proyecto de Presupuesto, que modifica el artículo 39º de la Ley Orgánica de las Municipalidades, reduciendo de 3% a 1,5% el tope de gastos de los concejos deliberantes en relación al presupuesto total que disponga cada distrito. En el caso de La Plata, en los últimos dos presupuestos el tope fue de 2%, por lo que implicaría otro recorte.

De todas formas, la modificación establece una excepción para los casos “en que dicho porcentaje  no cubra las erogaciones que correspondan en concepto de dietas, incrementadas en un 50%, en cuyo caso los gastos referidos podrán alcanzar los importes que así resulten”.

Además, como ya se había adelantado, el otro ítem polémico es el traslado a los municipios del costo de los subsidios al transporte y la tarifa social de electricidad. Sólo en el primer caso, para La Plata significaría una carga de $831 millones que de no contemplarse en el presupuesto municipal podrían derivar en nuevos aumentos de los boletos de colectivos. En este caso incluso el Intendente Garro se manifestó hoy públicamente en contra y afirmó que realizaría gestiones para evitar que el costo lo paguen los usuarios.

A su vez, hay otro punto que despierta resquemores: la intención de la Gobernación es que el 100% de los recursos del Fondo Educativo que reciben todos los municipios pasen a utilizarse en obras de infraestructura para escuelas, cuando en la actualidad sólo se tiene que destinar el 50%, y el resto termina siendo derivado a otras áreas, incluyendo el pago de salarios.

 

Comentarios