Un relevamiento sobre malnutrición en la ciudad dio arriba del 50%

Fotos: Nicolás Braicovich

Fue realizado por la organización social Barrios de Pie en distintos barrios platenses. Sobre una muestra de 880 niños, niñas y adolescentes se detectó que 503 de ellos presentan casos de baja talla o sobrepeso. Vinculan la mala alimentación a la crisis económica y a la falta de políticas de Estado

“Si un niño presenta malnutrición en los primeros años de su vida, su crecimiento y desarrollo físico y mental se ven afectado. Esta situación es difícil de revertir y afecta a los niños durante el resto de su vida”, señalaron hoy los integrantes de la organización social Barrios de Pie en la conferencia de prensa que brindaron en el edificio Sergio Karacachoff de la Universidad Nacional de Plata, donde presentaron su Índice de Malnutrición.

Según el relevamiento que realizaron en distintos barrios de la ciudad, sobre una muestra de 880 niños, niñas y adolescentes de diferentes edades, el 57,16% presentan casos de malnutrición, ya sea por bajo peso, baja talla, sobrepeso u obesidad.

Estos padecimientos están directamente vinculados a la falta de recursos de las familias para adquirir suficientes alimentos nutritivos, que en general tienen precios más altos que los que no tienen esas características. En esa línea, los datos oficiales muestran que en la ciudad la pobreza alcanzó en el segundo trimestre del año el 28,1%  mientras que la desocupación en el mismo período trepó al 9,5% y la subocupación se mantuvo en 10,2%. En total, la cantidad de personas con problemas de empleo asciende a 76 mil.

El estudio señala que en los lactantes de 0 a 2 años se reportó que un 33,33% de malnutrición -mayormente obesidad, 18,75% y sobrepeso, 13,54%- y un 22,92% con baja talla. A su vez, entre los niños y niñas de 2 a 19 años se detectó un 1,82% de bajo peso, un 24,43% de sobrepeso y un 30,91% de obesidad. Las cifras son similares en el resto de los recortes etarios: entre los de 6 y 10 años el 59,73% presenta malnutrición mientras que entre los de 10 y 19 el 56,16%.

Al poner la situación en contexto, Cristian Medina, uno de los referentes de la organización, apuntó a la intendencia: “Julio Garro restringe permanentemente la posibilidad de trabajo a las cooperativas, niega la ayuda a los comedores, a los espacios comunitarios, copas de leche, lo que genera esta situación”. En ese sentido, se refirió a las mesas de diálogo social que abrió el Municipio, señalando que “de las tres reuniones que hubo, no hemos tenido ninguna respuesta a los reclamos concretos”, y se refirió en particular a la negativa al pedido de que se decrete la “emergencia alimentaria” en la ciudad.

“En un merendero al que concurrían 9 niños, hoy concurren 24 del mismo barrio. Además en los comedores se sumaron los adultos” señalaron en el marco de la presentación del informe y también remarcaron que la “ausencia de suficientes pediatras en las unidades sanitarias de los barrios hace que los controles de niños se retrasen por cuatro o cinco meses”.

Comentarios