Normal 2: el centro de estudiantes denunció acoso de un profesor

Foto: Nicolás Braicovich

El docente renunció y desde el Ministerio de Educación de la Provincia enviaron inspectores para evaluar la situación. Las alumnas presentaron un acta ante los directivos del colegio

Por Estefanía Velo

Las pibas no se callan más. Ese lema se viralizó en nuestra ciudad luego de varias denuncias por acoso y abusos contra varones militantes de organizaciones políticas y sociales de izquierda o docentes de facultades. Además hubo grandes movilizaciones que generaron masividad e interpelaron a toda la comunidad platense sobre la importancia de denunciar la violencia de género de manera organizada.

Esta vez sucedió en la Escuela Normal Nº 2 y las pibas no se callaron. Según contó Valentina, la presidenta del Centro de Estudiantes, a Pulso Noticias, ayer se acercaron estudiantes de 1º 5ª para manifestar lo que venían sufriendo con el profesor de Matemáticas. “Las acosaba verbalmente, les decía cosas vulgares, y también físicamente, mirándoles el pecho, la cola, rozándolas ‘sin querer’ con su mano o acariciándoles el pelo”, comentó.

Luego fueron a hablar con las autoridades del colegio, quienes ya estaban enterados de la situación y les dijeron que a la brevedad iban a tomar medidas al respecto. Valentina explicó: “Nos dijeron que las chicas tenían que volver a clase. Ante eso inmediatamente hicimos un acta exigiendo que se separe al docente y que se abra un sumario para que no dé clases en ningún otro lugar” por el peligro que genera para el resto de los estudiantes.

La institución no cuenta con un protocolo de acción ante situaciones de violencia de género que ocurran en el establecimiento, como sí por ejemplo tiene la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), entre otras instituciones, para abordar esta problemática.

“Las chicas, que tienen 12 años, nos decían: ‘No vamos a entrar al aula, ¿qué sucede si en la hora que nos queda nos pasa algo?, ¿quién se va a hacer cargo?´”, relató la presidente del centro de estudiantes. Al tiempo que resaltó: “Últimamente, con el avance del movimiento de mujeres, las pibas se están animando a hablar, a denunciar a sus abusadores o acosadores”.

Asimismo, señaló que los directivos “no supieron bien cómo abordar la situación, mientras que nosotros estuvimos acompañando a las chicas y los chicos en todo momento”. “El centro de estudiantes fue una gran herramienta para que se logre echar al profesor”, expresó.

El docente acusado renunció, y en estos momentos, según afirmaron fuentes oficiales del Ministerio de Educación de la provincia a Pulso Noticias, hay inspectores trabajando sobre el tema en la escuela.

Por último, Valentina mencionó que están armando una comisión de género en del espacio del centro de estudiantes, dentro de la escuela. “Se impulsó como un espacio de contención, donde un montón de pibas se animaron a poder denunciar abusos de parte de sus propios compañeros, y situaciones con profesores. Es un gran avance en materia de género”.

Comentarios