Noche platense: patovicas golpearon a estudiantes secundarios

Sucedió durante la madrugada del sábado en el boliche La Barra, en una fiesta de jóvenes del Liceo Víctor Mercante. La mamá de una de las adolescentes agredidas contó a Pulso Noticias el desinterés policial de detener al agresor

Al finalizar la clásica fiesta que organizan los estudiantes de 4º, 5º y 6º año del colegio Liceo Víctor Mercante, un patovica del lugar agredió físicamente a dos adolescentes. El festejo se realizó en el boliche La Barra ubicado sobre calle 4 casi 49.

“Eran las 5.30 cuando fui a buscar a mi hija, y veo que sale un chico agarrándose la cara, tambaleándose y que se cayó contra la pared de la casa de al lado. Se acercaron más chicos y ahí me encuentro con una amiga de mi hija que me que dijo les habían pegado”, relató la mamá de una de las jóvenes agredida, Liliana Ahued, a Pulso Noticias.

Según también contó la madre de la víctima, faltaban diez minutos para que finalice la fiesta, y de repente uno de los patovicas del boliche le pegó al joven y lo empujó para afuera del lugar. Cerraron la puerta y no dejaron entrar ni salir a nadie hasta que se cortó la música y prendieron las luces. La hija de Liliana intentó filmarle la cara al patovica y reaccionó de manera violenta, le agarró la muñeca tirándole el celular y la empujó. A ella y a su amiga, que sufrieron una crisis nerviosa durante varios minutos.

Liliana llamó al 911, cuando llegaron los efectivos policiales, los patovicas de La Barra se estaban yendo en un auto y los persiguieron una cuadra. Allí el supuesto agresor junto a las otras personas de seguridad negaron todo lo sucedido y siguieron su camino hacia otro boliche donde tenían que continuar con su labor. “La policía los dejó ir”, dijo la madre. Y agregó: “Me dijeron que vaya a hacer la denuncia a la Comisaría Primera”.

“Después no me quisieron tomar la denuncia porque supuestamente mi hija no tenía ningún golpe a la vista, hasta que insistí y logré que quede registrada”, aseguró Liliana quién está decidida a denunciar hasta las últimas consecuencias “las acciones violentas que suceden con los jóvenes dentro de los boliches”. La denuncia fue radicada en la UFI Nº 9.

En suma, las adolescentes también denunciaron que esa persona de seguridad durante la noche se les acercaba e intentaba tocarles la cola.

“Me voy a sumar a denunciar todos los abusos que hay por parte de los organizadores”, expresó Liliana. “Mi hija sólo sale a estas fiestas, yo me quedo tranquila porque sé que sólo van chicos del mismo colegio”. Sin embargo, la noche platense parece no tener control.

Comentarios

- Advertisement -