Brasil: polémica por la elección de ministros de Bolsonaro

El pastor evangélico y futuro ministro de Familia, Magno Malta junto a Jair Bolsonaro

Se conoció que el titular de la cartera de Justicia será Sergio Moro, el juez que encarceló a Lula. Mientras que decidió eliminar al Ministerio de Desarrollo Sustentable y el de Derechos Humanos y crear el de Familia que estará a cargo de un pastor evangélico acusado de conductas homófobas y misóginas

Las calles de San Paulo y de otras grandes ciudades de Brasil son escenarios de inmensas manifestaciones en contra del reciente presidente electo, ultraderechista, Jair Bolsonaro. Durante el día de hoy se conocieron nuevos nombres que conformaran su equipo de gabinete, y también anunció que suprimirá y fusionará ministerios sensibles para la población brasilera lo que generaron fuertes criticas.

Sergio Moro, futuro ministro de Justicia y Seguridad

Sergio Moro será el nuevo Ministro de Justicia y Seguridad, se trata del juez que condenó a prisión al líder del Partido de los Trabajadores (PT), Lula Da Silva, y fue el encargado de liderar las investigaciones contra empresas sospechosas de lavado de activos en Brasil, conocidas como Operación Lava Jato.

En tanto, el PT salió a repudiarlo: su presidenta Gleisi Hoffmann catalogó el nombramiento de Moro como “¡La estafa del siglo!”, indicando que el ahora futuro ministro “consiguió ser elegido porque Lula fue injustamente condenado e impedido de participar en las elecciones”.

Por su parte, Lula posteó una entrevista que se realizó a Sergio Moro en 2006, cuando aseguró que no tenía intenciones de formar parte de la política “por ser un hombre de justicia”, sin embargo esas declaraciones quedan en el olvido tras aceptar formar parte del futuro Gabinete de Bolsonaro.

Por otra parte, Bolsonaro informó la decisión de eliminar el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Derechos Humanos, y crear en su lugar el Ministerio de Familia, el cual será encabezado por el pastor evangélico Magno Malta, quien ha sido acusado de conductas homófobas y misógenas.

Diversas organizaciones denunciaron que la supresión de esos ministerios supone el abandono de la lucha por los derechos fundamentales de algunos grupos minoritarios en ese país, como los negros, las mujeres, la comunidad homosexual, la infancia abandonada y los pobres.

A su vez, suprimirá el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio, y fusionará los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente, lo cual fue rechazado rotundamente por los gremios del sector así como el sector patronal brasileño. “Lamento la decisión por considerar que eso generará pérdidas incalculables para los productores rurales de Brasil”, manifestó Blairo Maggi, actual ministro de Agricultura de Brasil.

Grupos ligados a la protección de la Amazonía brasileña manifestaron que la expansión de la agricultura en la selva deteriorará el gran pulmón vegetal. “La decisión de fusionar el Ministerio de Medio Ambiente al de Agricultura será un triple desastre. Estamos inaugurando el tiempo trágico de la protección ambiental igual a nada. Ni bien comenzó el gobierno Bolsonaro y el retroceso anunciado es incalculable”, lamentó Marina Silva, ex ministra de Medio Ambiente.

Comentarios