La militancia universitaria aprieta el acelerador

Foto: Nicolás Braicovich

Se vienen las elecciones estudiantiles en la UNLP y para algunos se trata de un momento más donde solo ven estudiantes con remeras de colores que reparten papeles y buscan votos, pero para otros es donde se observa la disputa de poder de diferentes perspectivas; algunos quieren “organizar” al movimiento estudiantil y otros solo buscan acceder a puestos de poder en la academia

Por Ramiro Laterza

Durante el miércoles 7, jueves 8 y viernes 9 de noviembre se realizarán las históricas elecciones estudiantiles en las 17 facultades de la UNLP. Se eligen en cada una los cinco representantes para el Consejo Directivo y las conducciones de los Centros de Estudiantes.

Será otra pintoresca semana donde militantes de distintos colores y perspectivas políticas intentarán dar el último debate a los estudiantes, en un año atravesado por el debate sobre el ajuste que golpea a las instituciones: tarifazos, lucha docente, defensa por la educación pública, posibilidad de aprobación del aborto, entre otras.

Historia y quién dirige en cada facultad

En la historia de nuestra ciudad la política universitaria ha sido el lugar donde se forman una gran cantidad de políticos, no sólo de la ciudad sino también de nuestro país, políticos de los malos y de los buenos. La juventud y su encuentro con el conocimiento y la historia va generando respectivas ideas respecto a la organización de la sociedad y éstas se manifiestan en determinados partidos políticos u otras formas de organización.

Así los estudiantes han ido, desde la reforma universitaria de hace 100 años, conformándose en agrupaciones que disputan año a año la conducción del Centro de Estudiantes de cada facultad, y los consejeros directivos, quienes participarán como representantes estudiantiles que generan políticas para cada unidad académica en conjunto con docentes, decano, y trabajadores, en el denominado Consejo Directivo.

Como en todo el país, en La Plata las agrupaciones se pueden diferenciar, en un amplio modo de ver, entre kirchnerismo, la izquierda, y la Franja Morada. El espacio K está integrado por La Cámpora, la JUP y el Miles, junto con Patria Grande, o Liberación, y son quienes conducen actualmente la Federación de Estudiantes (FULP).

Sin embargo, la única agrupación que apoya al gobierno nacional, la histórica Franja Morada, ha vuelto a crecer últimamente precisamente por eso. “La Franja” conduce desde hace muchos años Veterinaria, Agronomía, Derecho y Económicas y el año pasado ganó en Observatorio. Para este año, pretende ganar Ingeniería y Arquitectura, dos facultades muy importantes por su cantidad de alumnos, carreras y el presupuesto que manejan. En Arquitectura, el centro es sostenido desde hace ya varios años por un frente de izquierda, llamado DALE!, formado entre la agrupación guevarista El Agite y el Partido Obrero.

La Cámpora y la JUP lideran desde 2009 la Facultad de Periodismo con “La Walsh”, aunque la han liderado históricamente. También conducen en Informática con la agrupación “La Fuente”. Además coordinan la conducción en Bellas Artes en una alianza con otro espacio K, el Movimiento Latinoamericanista (Miles), espacio fundado con una fuerte coordinación con Chávez cuando lideraba Venezuela. El Miles, de amarillo y naranja, también gestiona las facultades de Trabajo Social (donde asumió el año pasado) y Psicología. Entre estos espacios vinculados al kirchnerismo también está la histórica conducción de la facultad de Exactas, con trabajo en diferentes claustros, que es SUMA, que intentará continuar en su trabajo.

Como espacio de izquierda, pero con cada vez más críticas por parte de los partidos de la izquierda tradicional, y a nivel nacional prácticamente acoplado a Cristina Kirchner se encuentra el espacio La Mella, que se ubica dentro de Patria Grande. Fueron los conductores de la FULP durante los últimos 8 años y aún sostienen la alianza con los K en diferentes espacios, pero no con algún espacio de la izquierda. Patria Grande, entonces, conduce Humanidades y Medicina con el PCR. Finalmente en Naturales conduce Liberación (espacio de izquierda vinculado a Quebracho pero con coordinación al kirchnerismo) y en Odontología el MOI (histórica agrupación de dicha facultad que no coordina con ninguna facultad ni fuerza a simple vista).

Por fuera de las conducciones pero intentando crecer en conjunto con las asambleas de estudiantes “autoconvocados” que no son integradas por agrupaciones y que se movilizaron fuertemente en tomas y marchas “en defensa de la educación pública”, se encuentran otros espacios de la izquierda, con diferentes alianzas o solos, y diferentes modos de pensar la política universitaria: el PTS, el PO, CAUCE, y Ya Basta Mas, entre otros.

Los participantes

Desde el Miles, Carla Giles, presidenta de la FULP contó a Pulso Noticias que el objetivo es “poder crecer sobretodo en Humanidades como segunda fuerza, creemos que este año vamos a sacar el quinto consejero, disminuyendo la brecha que hay con la conducción de La Mella. También esperamos retener el centro de Psicología. En Trabajo Social y Bellas Artes, que conducen en frente con otros espacios, la idea es continuar con esa política de unidad”, explicó pero reconoció que el de Trabajo es en “el que tenemos menos diferencia de votos pero estamos trabajando para retenerlo”.

La estudiante de Psicología agregó, respecto al año que pasó en la universidad: “Hemos construido escenarios e instancias de coordinación y de frente para enfrentar a la política del gobierno, a pesar de todas las diferencias con las organizaciones del campo popular, incluso entre agrupaciones que disputamos en las mismas facultades”, y remató: “No son unas elecciones más, tenemos que poner el ojo en frenar a la Franja Morada que es el brazo del gobierno”.

Una disputa importante en el escenario: Ingeniería

Para el presidente del Centro de Estudiantes de esta unidad académica, Lautaro Leopardi, de la agrupación Unidad (vinculado al Partido Comunista Revolucionario) “fue un año muy difícil en lo económico y académico, para la educación pública en general”, y denunció que a causa de esto en Ingeniería “quedan cada vez menos estudiantes”. Pese a esto el balance que hicieron fue “un buen proceso como el abrazo a la facultad y las marchas educativas”.

Por su parte, Agustina Quinterno, candidata por la Franja Morada en la misma facultad, opinó: “Hemos trabajado muchísimo para mostrarles a nuestros compañeros la capacidad de gestión que tenemos, cómo conseguimos cosas sin ser el Centro”, y agregó que “esto debería verse acompañado en las elecciones”. En una reflexión más general de la UNLP agregó que “en términos regionales, las dos apuestas más fuertes de la Franja están en Ingeniería y en Arquitectura”.

Comentarios